Samsung podría lanzar tablets con Windows Phone

Negocios

El fabricante coreano podría así evitar las demandas que Apple ha puesto en casi todo el mundo a sus productos de la gama Galaxy basados en Android.

Samsung podría estar preparando una nueva línea de tablet basados en la plataforma de Windows Phone, tras un acuerdo con Microsoft, con el objetivo de evitar las demandas contra sus terminales de la gama Galaxy, basados en el software de Android.

De ser ciertas estas informaciones, que han llegado a oídos de The Wall Street Journal, las dos compañías anunciarían la novedad en la conferencia de desarrolladores de Microsoft que tendrá lugar la próxima semana en California, Estados Unidos.

Esta información se ha publicado poco después de saberse la sentencia del tribunal alemán de Dusseldorf que el viernes falló a favor de la demanda puesta por Apple, prohibiendo la comercialización de la Galaxy Tab 10.1 en el país liderado por Angela Merkel.

Esta decisión era de esperar después de que, un mes antes, el mismo tribunal bloqueara temporalmente las ventas del tablet en toda la Unión Europea (a excepción de Holanda, país donde Apple puso una demanda independiente). Unos días después, tras una protesta de Samsung, se volvió a permitir la venta del terminal en toda Europa menos en Alemania, considerándose que, al haber sido una decisión tomada por un tribunal de Düsseldorf, esta debería servir sólo para el mencionado país.

A pesar de esto, los retailers que desarrollan su actividad en Alemania podrán continuar vendiendo las tabletas Galaxy 10.1 que tengan almacenadas hasta agotar las existencias.

Apple tiene 19 casos abiertos contra los dispositivos móviles de Samsung en todo mundo (la más reciente en Japón), según The Wall Street Journal, siendo la demanda puesta en Estados Unidos la más importante, teniendo en cuenta que este es el mayor mercado de Samsung.

El próximo mes, un tribunal de distrito en California deberá decidir si se bloquean las importaciones del tablet fabricado por la compañía coreana y esto podría tener graves consecuencias para Samsung.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor