Acer también entra en el mercado ‘ultrabook’ con Aspire S3

Negocios
Ultrabook ordenador portátil

La compañía taiwanesa se estrena con este producto presentado en la IFA, en el mercado liderado por MacBook Air y al que acaban de entrar Lenovo y Toshiba.

La feria de muestras internacional de la radiodifusión de Berlin, también acuñada como IFA, está siendo el lugar ideal para que las empresas presenten sus novedades en el mercado ‘ultrabook’.

UltrabookEl último que ha visto la luz la sido el Aspire S3 de Acer que se lanzará al mercado a finales de este mes de septiembre y que contará con una pantalla de 13,3 pulgadas y una resolución de 1.366 x 768 píxeles. De todos modos, lo que más destaca y lo que hace especiales a los Ultrabooks, es que en la parte más gruesa será de 13 milímetros, según Acer declaró en la presentación en Berlín.

Otra característica de este dispositivo es que es ligeramente más pesado que sus rivales con 1,4 kg, e incluye la tecnología Instant On, que ofrece una “batería de alta eficiencia que requiere menos carga”, lo que, según ha destacado Acer, hace de Apire S3 un producto más ecológico, ofreciendo “conectividad rápida en un diseño ultra-aerodinámico”. También cabe destacar que el ‘ultrabook’ está basado en procesadores Intel Core i3, i5 e i7.

Como ya se había adelantado, el precio de los productos será de entre 799 y 1.199 euros, dependiendo de las características de cada uno de ellos.

Poco antes del anuncio de Acer, Lenovo y Toshiba presentaban sus propuestas para el mismo mercado de ultrabooks, el concepto creado por Intel: IdeaPad U300 y Portégé Z830, respectivamente.

IdeaPad U300 incluye “respiración a través del teclado”, con el fin de evitar el recalentamiento del dispositivo, estará basado en el procesador Sandy Bridge Core i7 y costará 1.195 dólares (845 euros). Mientras Portégé Z830, se basa en la segunda generación de procesadores Intel Core, pesará menos de 1 kg y se cree que lleguará a las tiendas en noviembre a un coste de 1.000 dólares (707 euros).

La gran apuesta de Intel

Intel tiene una gran visión de futuro respecto a los ultrabooks, tanto es así que hace unos meses Sean Maloney, vicepresidente ejecutivo de la empresa declaraba que “los Ultrabooks supondrán el 40% del total de los portátiles vendidos en 2012”, puesto que tienen como ventaja que “combinarán el rendimiento y las prestaciones de los portátiles actuales junto a las funciones de una tableta”.

Si bien es verdad que los usuarios cada vez demandan ordenadores más ligeros y que a su vez sean fáciles de utilizar, el precio de estos nuevos lanzamientos se presenta como un impedimento para que la predicción pueda llegar a ser real y es que todas las marcas lanzan productos que rondan los 1.000 dólares (algo más de 700 euros), precio que parece difícil de bajar por el momento, puesto que estos dispositivos necesitan altos costes para su producción.

No se debe olvidar que Intel ya intentó promover la comercialización de este estilo de ordenadores ultrafinos en 2008, y que falló en el intento, según ellos mismos reconocieron tiempo después, por el alto precio de los productos.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor