Apple y Samsung, hacia los mercados emergentes con smartphones de bajo coste

Negocios

Si los fabricantes desean continuar con su crecimiento a nivel mundial, necesitan hacerse un hueco en mercados en crecimiento, algo que se consigue lanzado teléfonos a bajo coste.

Apple y Samsung han decidido apostar fuerte por los mercados emergentes y está adaptando sus smartphones para ello. Por un lado, el de Cupertino podría lanzar a finales de esta semana un iPhone 4 a bajo coste, operación que coincidiría en el tiempo casi con el lanzamiento del iPhone 5, si los pronósticos han acertado.

Este terminal reportará un margen de ganancia menor a Apple que el que se consigue con la venta de smartphones a precio normal en los mercados desarrollados, pero le permitirá llegar a muchos más clientes y es que la compañía está buscando nuevos mercados para mantener su alto ritmo de crecimiento.

Por otro lado, hace pocos días se comentaba que la empresa liderada por Steve Jobs estaba manteniendo conversaciones con las dos grandes operadores del gran país asiático: China Telecom y China Mobile para comercializar su iPhone 4. Para los expertos del mercado, esta decisión de lanzar un smartphone a bajo coste es acertada si Apple quiere afianzarse en los mercados emergentes, donde los ciudadanos tienen menos ingresos que en los países desarrollados. Esta es la estrategia llevada a cabo por Nokia desde hace tiempo y le ha funcionado.

Por el momento, unos smartphones de imitación al iPhone 5 ultrafinos y que incluso lleva el logo de Apple está triunfando en China al precio de 108 euros. Según las informaciones obtenidas por Reuters, aún no se sabe cuánto costará el iPhone 4 a bajo coste.

Por su parte, Samsung no quiere perderse un trozo de estos mercados, entre los que destacan países con grandes cantidad de población, especialmente en China e India, y acaba de presentar cuatro modelos de teléfonos inteligentes nuevos en su línea insignia Galaxy a menor coste ampliando así su oferta de terminales más baratos para aprovechar el crecimiento en mercados emergentes.

Al mismo tiempo, Samsung pronostica que estos terminales que cuestan menos de 200 dólares (140 euros) representarán, para el año 2015, la mitad de los smartphones que se vendan, una cifra muy por encima del 16% del pasado año.

Un representante del fabricante coreano comentó que “Samsung busca ampliar su cuota en los mercados emergentes con modelos que cuestan alrededor de 200 dólares, ya que estos mercados tienen bajas tasas de penetración de dispositivos inteligentes en comparación con las regiones desarrolladas“.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor