China descubre 22 nuevas Apple Store falsas en Kunming

Negocios

A pesar de que el país asiático cuenta con una normativa que protege las marcas registradas, las autoridades internacionales se quejan de la poca actividad por parte del gobierno para frenar los abusos de propiedad intelectual.

Las autoridades chinas han descubierto 22 tiendas falsas de Apple más en la ciudad de Kunming. La Administración de Comercio e Industria de la provincia de Yunnan ha declarado haber solicitado a tales establecimientos que dejaran de utilizar el logotipo de la compañía de Cupertino, tras ser acusados por Apple China de competencia desleal y de violar su marca registrada.

Una de las fotografías publicadas en el blog BirdAbroad

Además, el mencionado organismo de control anunció que establecería una línea directa de quejas y aumentaría la vigilancia al respecto. Lo que no se sabe es si estas tiendas están vendiendo artículos de imitación o si se trata de productos originales conseguidos de contrabando. Según aclara Reuters, en muchas ocasiones en China es posible adquirir los originales de los productos Apple, obtenidos previamente en el extranjero de modo ilegal.

La ley china protege las marcas registradas y prohíbe que las empresas copien a las tiendas de otras compañías, a pesar de esto, las autoridades del país asiático no llevan un buen control a este respecto y esta no es la primera vez que otros países protestan por el poco esfuerzo que realizan para frenar las prácticas que incumplen el respeto a la propiedad intelectual. Es más, el pasado mes de mayo, China fue incluido por séptimo año consecutivo en la lista que realiza por la oficina del Representante Comercial de EE.UU. como el  país con uno de los peores registros para evitar el robo de derechos de autor.

El escándalo de las tiendas falsas de Apple comenzó cuando una bloguera americana descubrió en Kunming la existencia de varias Apple Store falsas muy similares al diseño de una original. En la realidad, Apple solo cuenta con cuatro tiendas oficiales en Pekín y Shangái. Pocos días después del descubrimiento, las autoridades del país decidieron cerrar dos de las tiendas, aunque simplemente por no contar con la licencia comercial requerida, y no se pronunciaron acerca de si violan la propiedad intelectual del fabricante.

Tras el descubrimiento de la bloguera de BirdAbroad, los usuarios de Internet comenzaron a enviarle fotos de tiendas de imitación en otro lugares del mundo como en Croacia, en Burma o en la ciudad de Nueva York. Ante la proliferación de este fenómeno, hace unos días la compañía de Steve Jobs decidió demandar en Estados Unidos los 50 casos que conoce por el momento en los que se ha vulnerado la imagen de su marca con la apertura de tiendas de imitación.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor