Apple y varias editoras son denunciadas por pactar para subir los precios de ebooks

Negocios
ereader lector

Un grupo de abogados duda que la práctica de la compañía de Cupertino y de varias editoriales, en la que estos últimos fijan el precio de venta y no los retailers, sea legal. 

Abogados estadounidenses han decidido presentar una demanda colectiva contra Apple y las editoriales HarperCollins, Hachette Book Group, Macmillan, Penguin y Simon & Schuster tras darse cuenta de que estaban llevando a cabo prácticas de dudosa legalidad para subir los precios de los libros electrónicos, con el objetivo de aumentar las ganancias y de luchar conjuntamente contra los descuentos que ofrece Amazon a los clientes.

La queja se centra en el modelo utilizado por Apple para iTunes, y por la mayoría de los principales editores de las ventas de libros electrónicos, en la que el editor, en lugar del minorista, establece el precio de venta de los ebooks.

Esta no es la primera vez que este modelo se cuestiona y, de hecho, la Unión Europea y el Reino Unido, con la Oficina de Comercio Justo, ya han llevado a cabo investigaciones para comprobar si ciertos acuerdos entre minoristas y editores “pueden constituir una violación de la ley de competencia”, mientras que la Comisión Europea investiga si las empresas se han puesto de acuerdo para mantener altos los precios de estos libros, según publica The Register.

Parece ser que las cinco editoriales mencionadas anteriormente, temían la decisión de Amazon de comercializar los ebooks por 9,99 dólares, una cifra muy por debajo del precio de los mismos títulos en formato papel. Si se acordara que las editoriales sean las encargadas de fijas los precios, y no los retailers, Amazon no podría lanzar descuentos de este tipo.

Steve Berman, socio fundador de Hagens Berman, el bufete de abogados que ha interpuesto la demanda, ha declarado que “como resultado de la conspiración de fijación de precios, el coste de los libros electrónicos se ha disparado, saltando hasta un 50%. Cuando una versión de libro electrónico en un bestseller cuesta casi lo mismo o incluso más que su homólogo en papel”.

Berman ha añadido que su equipo tiene la intención de demostrar “que Apple necesitaba una manera de neutralizar el Kindle de Amazon antes de que su popularidad pudiera desafiar el lanzamiento del próximo iPad, el dispositivo que el fabricante de Cupertino quiere que sea un competidor también en el mercado de lectores electrónicos”.

 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor