Windows Phone ha perdido un 38% de clientes desde la salida de WP7

Negocios

Mientras Android e iOS siguen creciendo en el mercado, no parece tan seguro que la unión de Microsoft con Nokia vaya a salvar las ventas del finés, si se tiene en cuenta su pérdida de popularidad.

Windows Phone ha perdido un 38% de cuota de mercado desde el lanzamiento de la versión WP7 en octubre de 2010, y ha pasado de contar con el 8% de los usuarios mundiales al 5,8%. La compañía tienen la esperanza en que la actualización de Mango, que ya está en manos de los fabricantes para sus pruebas, y el lanzamiento de los primeros smartphones de Nokia basados en este software puedan ayudar a frenar la caída. Ambos eventos que se esperan a finales de año.

De todos modos, según la consultora ComScore, la encargada de este estudio de mercado, las ventas reales son difíciles de medir puesto que Microsoft nunca revela dichos datos.

Aún así, los hechos demuestran que Android y iOS continúan creciendo, mientras que el SO de BlackBerry, Symbian y el propio Windows Phone pierden cuota de mercado.

Concretamente, Android es la plataforma que más ha crecido respecto al trimestre anterior alcanzado el 40.1%, seguido de iOS, que también ha crecido y que cuenta con un 26.6% de los usuarios.

Por su parte, los resultados de Microsoft son aún más graves si se tiene el gran crecimiento del mercado smartphone en general, que es de un 50% mayor que hace un año.

Principales debilidades de Windows Phone

Entre otras cosas, la plataforma de Microsoft para dispositivos móviles podría estar viéndose afectada por el hecho de que la esperada actualización de Mango está llevando demasiado tiempo y porque no ha encontrado su hueco entre los clientes empresariales que parecen estar más cómodos con el software de otras empresas de la competencia como el de la BlackBerry de RIM o el iOS del iPhone de Apple.

Según un informe realizado por el portal de información eWEEK no parece que Nokia vaya a solucionar las ventas, y es que el fabricante finlandés ha perdido mucha popularidad en los últimos meses, por lo que no está claro que la unión de dos empresas que no han conseguido el interés de los usuarios pueda solucionar la situación y mucho menos cuando otras compañías están consiguiendo ganarse al gran público como es el caso de Samsung.

 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor