La facturación electrónica, clave para aumentar la eficiencia de las empresas hasta en un 70%

Estrategia de CanalNegocios

Un estudio de Ricoh revela que de las 30.000 millones de facturas que se enviaron en Europa durante el año 2010, solo un 10% eran electrónicas.

Ricoh ha llevado a cabo una investigación en la que se demuestra los beneficios que supone la facturación electrónica para las empresas. De hecho, las compañías pueden aumentar su eficacia en un 70% con su uso.

Con la utilización de la denominada ‘e-invoicing’, se puede obtener ahorro de los costes directos que supone el envío de las facturas (papel, envío por correo e impresión) y los de procesamiento (aceptación de la factura, tramitación y aprobación) por parte del receptor.

Sin embargo, la implantación de esta tendencia es todavía escasa ya que solamente un 10% de las facturas enviadas en Europa en 2010 eran electrónicas.

De hecho, el Índice de Eficiencia de los Procesos de Ricoh indica que todavía existe una tendencia arraigada al uso del papel. Por término medio, el 42,5 % de toda la información crucial de las empresas sigue almacenándose en formato papel, alcanzando la tramitación de facturas en papel por medios manuales costes que oscilan entre los 8 y los 10 euros por factura.

Además, el estudio destaca la importancia de reducir costes en lo que se refiere a gestión documental. Y es que, según Ricoh, las empresas invierten aproximadamente 362 millones de horas al año en el desempeño de esta tarea, lo que supone un coste total de 147.000 millones de euros.

Carsten Bruhn, vicepresidente ejecutivo de Ricoh Europe, ha insistido sobre los elevados costes, tanto medioambientales como energéticos, del uso del papel. “Si se procesa la información más importante utilizando los métodos de papel tradicionales, se incrementa el riesgo para las empresas, ya que es menos probable que pueda realizarse una copia de seguridad de los datos”, ha añadido el directivo.

 

 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor