RIM comienza a despedir empleados en Canadá

Negocios

La caída de las ventas de BlackBerry han llevado a la compañía a lanzar un programa de ahorro de costes, entre lo que se incluye la reducción de personal.

RIM ha comenzado a despedir empleados, como ya había anunciado, en un intento de reducir costes para compensar la caída de las ventas de smartphones.

En un año, las acciones del fabricante canadiense han reducido su valor a la mitad, mientras que la competencia en el mercado de teléfonos inteligentes se ha ido haciendo más dura.

La compañía, que cuenta con 17.500 empleados a nivel mundial, podría haber comenzado despidiendo esta semana a 200, de la región canadiense de Waterloo, según informaciones del diario regional Waterloo Region Record, aún no confirmadas por la compañía.

El fabricante ha anunciado un ‘programa de optimización de costes’ que se centrará en eliminar gastos innecesarios y reasignar los recursos hacia las oportunidades de crecimiento y al lanzamiento de nuevos productos.

Hace unos días, el fabricante de BlackBerry modificó a la baja sus previsiones para el trimestre en curso pasando de 5.470 millones de dólares, que se creía que ascenderían las ventas en un principio, a una cifra entre 4.200 Y 4.800 millones de dólares (entre 2.900 y 3.400 millones de euros).

RIM fue durante un tiempo el líder del mercado smartphone, pero el crecimiento de Apple y sus iPhones y de los nuevos terminales con Android como sistema operativo instalado, han hecho muy dura la competencia. El fabricante canadiense no han lanzado un nuevo terminal de este sector desde el pasado mes de agosto, aunque se planea que en los próximos meses se lancen BlackBerry Bold 9900 y 9930 que llevarán el nuevo software SO 7.