El ecommerce se convierte en la salvación del pequeño comercio español

NegociosRetail

Ante la debilidad del consumo, la morosidad y la ausencia de crédito que hay en España, los minoristas apuestan por Internet y las nuevas tecnologías como una vía para distribuir y vender sus productos.

La crisis ha provocado el cierre de casi 40.000 comercios españoles durante los dos últimos años, y sólo, durante el primer trimestre de 2011, las ventas de los minoristas de nuestro país se redujeron casi un 8%, con respecto al mismo periodo del pasado año, según el INE, llevándose la peor parte los establecimientos de menor tamaño.

De hecho, el 80% de los comerciantes españoles reconoce abiertamente que su preocupación es subsistir ante la debilidad del consumo, la morosidad causada por las deudas y la ausencia de crédito tanto de los consumidores, como de ellos mismos.

Ante este panorama, muchos pequeños comercios han visto en Internet y las nuevas tecnologías un salvavidas y han apostado por abrir su propia web para distribuir y vender sus productos.

Así, en 2010, un 25% más de comercios españoles se incorporaron al comercio online, generando un 34% más de transacciones que en 2009, y los expertos prevén que este año la cifra de negocio en Internet aumentará casi un 20%.

“Las plataformas de comercio electrónico ofrecen más y mejores beneficios: ayudan a disminuir los costes logísticos y de almacenaje, los pequeños comercios tienen una mayor capacidad de negociación de precios para competir contra las grandes superficies y, por todo ello, comprar a través de la red es cada vez más ventajoso, a la vez que fiable, para los comercios online”, comenta Nathalie Engramer, directora de marketing y ventas para la Business Unit de Pixmania-PRO.