Internet revisa su futuro en el día mundial del IPv6

Negocios

Durante 24 horas las páginas Web que reciben más de 1.000 millones de visitas diarias, están utilizando el nuevo protocolo IP para probar los problemas de esta versión que se presenta como la respuesta a la demanda de la población global.

Hoy 8 de junio, día mundial del IPv6 se ha presentado como la oportunidad idónea de los actores de Internet para revisar la adaptación de la Red al nuevo protocolo.

El sustituto al IPv4 pretende ayudar a crecimiento de la Sociedad de la Información, ya que admite muchas más direcciones IP. A comienzos del pasado año 2010, ya había más del 90% de IP asignadas. La sexta versión ofrece una capacidad 4.000 millones mayor a la anterior.

En España, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones ha convocado a empresas del sector como Google, Vodafone u Orange, a organizaciones como AMETIC y a las asociaciones de usuarios, con el objetivo de analizar la migración al nuevo protocolo.

A nivel mundial, varios portales que cuentan con más de mil millones de visitas diarias como Facebook o Yahoo! se han unido a las empresas de distribución para habilitar el IPv6 en sus servicios principales durante 24 horas. Por su parte, Google ha abierto una página que ofrece un test a los usuarios para que estos puedan comprobar si sus equipos son capaces de adoptar la nueva generación de IP.

Internet Society, un grupo sin fines de lucro que ha organizado el Día Mundial de IPv6 considera que con la implantación correcta del nuevo protocolo se pone en juego “la capacidad de ampliación futura y la utilidad de la Red”. Matthew Ford,gerente tecnológico de la mencionada organización ha dicho al respecto que el IPv6 lo que ha hecho es “responder a la demanda de una población global de 7.000 millones de personas”.

Según Reuters, a causa de las pruebas que cerca de 900 empresas mundiales están llevando a cabo a lo largo de hoy, uno de cada 2.000 usuarios podría experimentar problemas en su navegación.

Sin embargo, este nuevo protocolo también ha recibido críticas. La más destacada ha sido la de John Day profesor de la Universidad de Boston y experto en el tema que considera que la IPv6 no es más que “un parche más para el Internet actual, ya saturado” y no la solución para la Red del futuro.