Los hackers de Sony atacan a Nintendo… pero no consiguen llevarse nada

Negocios

Los creadores de la Wii acaban de sumarse un punto en la competencia con PlayStation después de mostrar la seguridad de sus servidores tras el ataque del grupo Lulzsec.

Nintendo ha confesado que un grupo de hackers entró en su sistema hace cosa de dos semanas, pero no consiguieron hacerse con datos privados ni información comprometida.

Según la compañía, “el servidor intervenido no contenía información de los usuarios”, añadiendo que “la protección de la información de nuestros clientes es nuestra máxima prioridad“.

Un punto muy a favor para Nintendo, en plena crisis de Sony y su PlayStation, cuya vulnerabilidad está haciendo crecer la desconfianza de sus clientes.

Ha sido el grupo Lulzsec quién anunció en su cuenta de Twitter su ataque a Nintendo, antes de que este lo reconociera. Lulzsec es el mismo grupo que ha revelado ser los causantes del ataque a Sony de la pasada semana, que puso en riesgo, una vez más, la información personal de un millón de usuarios. Estos hackers también confesaron en su momento ser los causantes de los ataques a las cadenas estadounidenses PBS y Fox.com.

Según publica Reuters, los hackers también han reconocido que no produjeron ningún daño en los servidores de Nintendo porque la compañía fue más rápida que ellos dándose cuenta a tiempo de la intromisión.

Los portavoces del fabricante de videojuegos japonés dijeron en un comunicado que la compañía “monitoriza constantemente la seguridad“. Este acontecimiento puede ser un punto a favor para su próximo lanzamiento que será presentado esta semana como la sucesora de Wii.

Los consumidores están perdiendo confianza en la PlayStation de Sony a causa de los miles de ataques a los que se ha visto expuesta desde el primero el pasado mes de abril.