Sony reabre su última planta cerrada por el terremoto

Negocios

A pesar de esta buena noticia, el fabricante nipón cree que aún tardará tiempo en recuperarse de todos los problemas de suministro que siguieron a los sucesos del 11 de marzo en Japón.

Sony ha reiniciado el trabajo en Tagajo, la última planta que se mantenía cerrada por las consecuencias de los terremotos que tuvieron lugar el 11 de marzo en Japón, de acuerdo con lo que se había planeado en un principio.

Sin embargo, el fabricante aún no ha podido solucionar sus problemas de suministro para continuar con el mismo nivel de actividad que tenía antes de los sucesos y no cree que este tema vaya a mejorar por ahora.

A finales de abril, Sony había publicado su planificación sobre la apertura de las fábricas y en ella se anunciaba que se esperaba reanudar parte de la producción en Tagajo, donde se fabrican sistemas Blu-ray, para finales de mayo.

Muchos analistas se habían mostrado más pesimistas y creían que la compañía podría llegar a tardar hasta un año en conseguir reabrir todas sus instalaciones. Fuentes del fabricante japonés han declarado a Financial Times que “el día 12 de marzo nunca se pensó conseguir una reparación tan rápida de los daños“.

La economía japonesa muy afectada

Algunas empresas fuera del sector tecnológico como Toyota también han conseguido ir recuperando la normalidad antes de lo esperado. Por su parte, otras empresas no cuentan con la misma suerte, como es el caso de Panasonic, que augura un año muy difícil para su actividad y ni siquiera se ha atrevido a dar estimaciones.

Una encuesta realizada por el diario japonés Nikkei este mes calculó que los costes directos relacionados con el desastre serían de unos 17.300 millones de euros para las empresas japonesas.