Competencia aprueba la adquisición de ocho tiendas de PC City por Sonae

Negocios

Hoy se cumple el plazo acordado por la compañía con el comité de empresa para que el recuento de stock pase de 10 a 4 millones de euros y la empresa está llevando a cabo el recuento.

La Comisión Nacional de Competencia ha dado luz verde al traspaso de las 8 tiendas que Sonae quiere adquirir de PC City, según confirman fuentes del retailer español que está a punto de echar el cierre.

Al mismo tiempo, se está llevando a cabo el recuento del stock liquidado hasta el momento en las tiendas ubicadas en España. Hoy se cumplía el plazo para reducir las existencias de 10 a 4 millones de euros, de acuerdo a uno de los puntos del convenio firmado con el comité de empresa. Según fuentes del retailer, “se está llevando a cabo el recuento” y “se muestran confiados en que esta cláusula se cumpla sin problemas”.

Esto sería muy importante para los trabajadores si se tiene en cuenta que, en caso de haber conseguido reducir su stock a cuatro millones de euros, los empleados recibirían como compensación 50 días de salario por año trabajado, como se acordó entre PC City y el Comité Intercentros. La otra condición era que se traspasasen al menos siete locales y, tras la aprobación de la CNC, este requisito ya se ha cumplido.

Desde la que se aceptara el ERE, las tiendas se cierran en función de la liquidación de las existencias. La compañía no quiere declarar por el momento si tiene algún plazo prefijado para despedirse de su actividad en España, pero advierte que la salida será poco a poco, según las ventas de sus stocks.

Hoy se echa el cierre de los establecimientos que el retailer tiene en el Puerto de Santa María (Cádiz), en Málaga y en Sevilla y a principios de junio cerrará la tienda en Barakaldo (Vizcaya), según publica 20minutos.

Los establecimientos por los que la portuguesa Sonae están interesada son las tres tiendas ubicadas en la Comunidad de Madrid, una en Tenerife, una en Palma de Mallorca, una en Pamplona y dos en Barcelona. Este acuerdo entre ambos retailers consiguió salvar 350 puestos de trabajo.