La ley de cookies europea puede perjudicar el ecommerce

NegociosRetail

La técnica publicitaria más usada en el momento es la que recopila información sobre las visitas a páginas web de los usuarios y crea anuncios dirigidos especialmente al usuario, algo que peligra con la nueva ley.

La Unión Europea ha aprobado una nueva ley en cuanto a cookies, como ya se adelantaba hace unas semanas, la cual obligará a las páginas web a preguntar a los internautas si desea aceptar o no las cookies de rastreo mientras navega por la Red.

Esta medida representa el compromiso de los 27 con la privacidad y la protección de datos en la nueva era de la sociedad de la información, teniendo en cuenta los escándalos que grandes empresas como Google han protagonizado en los últimos años.

La ley parece muy positiva pero se cree que podría tener un impacto negativo en el comercio electrónico y es que esta nueva normativa cambiará el modelo de publicidad que conocemos en la actualidad y que se mostraba como muy benefocioso para las empresas (tanto para los anunciantes, como para las plataformas capaces de ofrecer un espacio para estos anuncios).

Según la consultora affilinet,  no hay que olvidarse de que las cookies “permiten el seguimiento de sus hábitos de navegación” , por lo que la eliminación de estas por parte de los usuarios afectará negativamente “tanto al marketing en general como al proceso de compra online”.

Cristina Berzal, directora de affilinet en España ha dicho que “la habilidad de dirigirse a los consumidores con ofertas y productos determinados en función de sus intereses es una gran ventaja no solo para el anunciante, sino también para el usuario que es impactado por lo que realmente le interesa”.

Probablemente sea necesario la búsqueda de nuevas técnicas de publicidad. Hay que tener en cuenta que esta técnica seguirá funcionando para los usuarios que acepten que sus visitas sean registradas, pero los anunciantes tendrán que buscar cómo llegar a los internautas que desactiven sus cookies.

La consultora cree que esta nueva ley es “estricta” y cree que va a perjudicar a la “innovación tecnológica”.