Panasonic augura un año “extremadamente difícil” para su actividad

Negocios

El fabricante japonés se ha visto muy afectado por los terremotos en Japón y no cree que en los próximos meses vayan a mejorar sus problemas de suministro ni a aumentar la demanda de sus productos en el país.

Panasonic ha declarado que cree que las ventas de sus productos seguirán viéndose afectadas por los terremotos que tuvieron lugar en Japón, al menos hasta el mes de septiembre.

Según el presidente Fumio Ohtsubo, aún se mantiene la incertidumbre sobre si conseguirán superar sus problemas de escasez de energía durante el verano y, añadió que no creían que la demanda dentro de Japón mejorara.

Ohtsubo recordó que a finales de abril la compañía había anunciado la pérdida de 40.700 millones de yenes (335,4 millones de euros) y que no quiso arriesgarse a dar un pronóstico para su segundo trimestre. Ahora, el fabricante cree que la situación será incluso peor de lo que se pudo pensar.

Panasonic cree que “las dificultades contínuas en la cadena de suminitros” les harán reportar unos muy negativos resultados del segundo trimestre y el presidente de la compañía ha añadido que “el año financiero 2011/2012 será extremadamente difícil“, según publica Reuters.

Aún así, la compañía sigue sin dar cifras concretas porque siguen considernado que reina la incertidumbre sobre lo que podrá pasar.

Desde hace tiempo no corren buenos tiempos para Panasonic que el mes pasado anunció el despido de 40.000 personas en un plazo de dos años, y los terremotos en Japón han empeorado considerablemente su situación.