Nuevo fenómeno en crecimiento: páginas para comprar dentro de Facebook

Negocios

Tras darse cuenta que cada vez las personas se pasan más tiempo conectadas a Internet  y menos de compras en centros comerciales, muchos comerciantes han abierto sus ‘tiendas’ para vender dentro de la red social.

En los últimos seis meses, en Estados Unidos, empresas como Starwood Hotels & Resorts Worldwide o JC Penney han comenzado a ofrecer la posibilidad a los usuarios de adquirir sus productos dentro de su misma página de Facebook.

Tras darse cuenta que, cada vez las personas se pasan más tiempo en Internet y viendo que el comercio electrónico ha sido uno de los mayores impulsores de las ventas minoristas en los últimos trimestres (el ecommerce creció un 28% en el primer trimestre), algunos han visto en Facebook un buen medio para vender.

Y, además, la red social presenta un valor añadido para los comerciantes: la posibilidad de los usuarios de compartir con sus contactos sus productos favoritos “con un solo click”, lo que ayuda a la promoción de estos. Como ejemplo está J.C. Penney que lanzó su tienda dentro de Facebook el pasado mes de diciembre y que ya cuenta con más de un millón y medio de seguidores, los cuales tienen acceso a los mismos productos que el retailer oferta en su tienda para móviles.

Jeff Hennion, director de marca de GNC declaró que hay que “ir hacia donde están los clientes“. CNG usó el mail y el Twitter para promocionar su nuevo servicio en Facebook. Según Hennion, por ahora los ingresos a través de la red social son muy bajos, pero la empresa confía en que en el futuro, se convierta en una importante” fuente de ingresos”, según publica The Wall Street Journal.

En Europa el primer ‘store’ lanzado para comprar dentro de Facebook fue el retailer de moda Asos, el pasado mes de enero, que permite a los usuarios compartir sus gustos con sus contactos y “completar una compra sin salir de la página”.

En España el club de ventas privado  BuyVip ya lanzó su tienda dentro de Facebook en Julio de 2010 con el objetivo de aumentar su número de fans.

Algunos expertos creen que esta es una buena idea, si se tiene en cuenta que los usuarios, de media, se pasan más tiempo al día en redes sociales que en otro tipo de portales, pero otros analistas no están tan seguros de si los usuarios quieren dedicarse a comprar cuando están socializando por Internet. Entre otros, Forrester Research no cree que el comercio a través de redes sociales pueda llegar a ser rentable.

Por ahora es un fenómeno muy bueno, aunque sí que es más común que las tiendas abran sus páginas en Facebook con un enlace directo a su tienda electrónica.