Intel confiesa estar decepcionado con Nokia tras el abandono de Meego por Windows Phone 7

Negocios

Paul Otellini afirma que la compañía ha ofrecido su SO a varios fabricantes “con éxito” y que los primeros smartphones con el procesador Medfield verán la luz en la primera mitad de 2012.

Intel no va a desistir en el intento de lanzar smartphones con su propio sistema operativo, a pesar del desplante de Nokia cuando el pasado mes de febrero decisió pasar de MeeGo y aliarse con Microsoft para el lanzamiento del terminales con el Windows Phone 7.

Según Paul Otellini, la compañía considera que su alianza con el fabricante finlandés fue un error, pero que ya han ofrecido su software a diferentes fabricantes “con éxito”, entre los candidatos se rumorea que LG sería el más interesado.

De todos modos, no hay noticias de cuándo será posible lanzar al mercado smartphones que lleven el SO de la compañía. Pero sí se sabe, según ha anunciado su líder hoy en una reunión con los accionistas, que Intel entrará en mencionado mercado en 2012 gracias a sus procesadores Medfield. Concretamente, según Otellini, este procesador verá la luz “en la primera mitad del próximo año”.

Parece que los nuevos mercados móviles se le siguen atragantando al que es el mayor fabricante a nivel mundial de procesadores para PC y los expertos no tienen muy claro que los nuevos procesadores vayan a triunfar como lo han hecho los fabricados por ARM.

Según publica eWEEK, muchos expertos consideran que la tecnología de Intel, por su arquitectura adaptada a los ordenadores, no es capaz de cuajar en la forma que presenta los teléfonos inteligentes. Incluso, durante la conferencia anual de accionistas en Silicon Valley, algunos de los asistentes han propuesto a Otellini que busque una alianza con ARM.

Otellini ha respondido que ambos fabricantes ya han firmado acuerdos pero que Intel no quiere perder su seña de identidad en cuanto al núcleo de arquitectura que, según el CEO, “es lo que marca la diferencia”.