Microsoft adquiere Skype por 8.500 millones de dólares

Negocios

La compañía de videoconferencia se convertirá en una nueva división de Redmond dirigida por Tony Bates, CEO de Skype, mientras que su herramienta de VoIP será compatible con Xbox, Kinect y los terminales con Windows Phone.

Microsoft acaba de confirmar la compra de Skype por 8.500 millones de dólares (5.925 millones en euros), una cantidad que el fabricante pagará en efectivo a los inversores encabezados por el grupo Silver Lake.

Gracias a dicha adquisición, que ya ha sido aprobada por los consejos de administración de ambas firmas, Skype pasará a ser una nueva división dentro de Microsoft, con el actual CEO de la compañía de videoconferencia, Tony Bates, como presidente.

Asimismo, esta nueva alianza, que aún tiene que ser aprobada por los organismos regulatorios correspondientes, supondrá que Skype sea compatible con Xbox, Kinect y los terminales con Windows Phone, al mismo tiempo que Redmond conectará esta herramienta de VoIP con Lync, Outlook, Xbox Live y otras de sus comunidades.

En cuanto a los clientes de Skype de otras plataformas, Microsoft asegura que continuará invirtiendo para darles soporte.