Nintendo no cambia de opinión en el juicio: 23 años de cárcel por vender cartuchos para DS

Negocios

Esta mañana se celebró el jucio del asturiano demandado por el fabricante japonés acusado de vender cartuchos para la DS en su tienda de productos informáticos.

Esta mañana se ha celebrado el juicio de la acusación de Nintendo a Alejandro Fernández, un comerciante asturiano que vendía cartuchos para la DS en su tienda Alechip, los cuales permiten a los usuarios usar juegos pirateados en las consolas DS. El juicio ha quedado visto para sentencia en un juzgado de Avilés y se espera tener una resolución para dentro de dos semanas, como muy tarde.

El fabricante japonés ha mantenido su petición de 23 años de cárcel y 840.000 euros de indemnización. Mientras tanto, la fiscalía que pedía 3 años y 3 meses, la ha rebajado a un año y 9 meses.

Nintendo acusó a Fernández de haber vulnerado la propiedad industrial de la compañía, de fraude a la propiedad intelectual y por revelación de secretos. Según el fabricante japonés, la propiedad industrial se vulneró al vender cartuchos que exclusivamente pueden ser usados en sus consolas y que, por tanto, “copia de forma no autorizada” su diseño y marca, según publica El Mundo.

La revelación de secretos, según la empresa japonesa, se produce al comercializar con el público los códigos de autenticación, los cuales son un secreto importante de la compañía.

A esta demanda, Alejandro Fernández había respondido con otra demanda. El dueño de Alechip se unió a otros comerciantes españoles para denunciar a Nintendo ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI alegando que el fabricante japonés inclumple la Ley de Diseño Industrial con los mencionados cartuchos, puesto que estos, al estar fabricados de una forma y tamaño concreto, no deberían estar protegidos.

Carlos Sánchez Almeida, abogado de Fernández, ha declarado que esta sentencia es pionera porque hasta el momento “no se había entrado a fondo en el asunto”.