Xerox ColorQube 8870: impresión ofimática con tinta sólida

Productos

Entre sus aspectos positivos destaca su notable calidad para imprimir documentos con imágenes y gráficos reduciendo los costes. Entre los negativos, que resulta algo más ruidosa que otros modelos parecidos y que la conectividad WiFi es opcional.

Xerox ColorQube 8870 se presenta como una alternativa al láser en color, ya que funciona con tecnología de tinta sólida en formato cubo desarrollada por el propio fabricante. Aunque no ofrece la resolución y nitidez de otras impresoras basadas en inyección, ofrece una calidad notable para oficinas que necesitan imprimir documentos ofimáticos con gráficos, imágenes, logos, etc. Este modelo permite imprimir 37 páginas por minuto, según nuestros cálculos, independientemente de que lo haga en color o blanco y negro.

 

La tinta sólida ofrece ventajas como una baja huella de carbono, su fabricación con una resina no tóxica que no mancha o el ahorro de costes de impresión. Además, el sistema de carga de los cubos es sencillo, ya que sólo hay que situarlos en el riel correspondiente para su color. Permite introducir hasta cinco cubos.

 

Entre sus puntos débiles podemos señalar que su módulo WiFi es opcional, no de serie; que el proceso de calentamiento es algo prolongado y que genera algo más de ruido que otros modelos de similares características.

El tamaño de su carcasa (40x52x37 centímetros) convierte a la Xerox ColorQube 8870 en apta para colocarla en cualquier lugar de la oficina. Otras de sus propiedades son conectividad USB 2.0 y Ethernet, procesador a 1 GHz y memoria de 512 MBytes ampliable.

Más información, en eWeek Europe.