Panasonic: 40.000 despidos en dos años y un 2011 incierto por los terremotos de Japón

Negocios

La compañía ha presentado un crecimiento anual del 60% en beneficio operativo, pero cree que la situación tras los desastres acontecidos en el país nipón no le permiten, por ahora, hacer previsiones para el año en curso.

Panasonic ha anunciado sus planes de despedir a 40.000 empleados, la mayoría de ellos fuera de Japón, en los próximos dos años. Esto supone una reducción del 10% del personal.

El anuncio llega el mismo día en que la compañía nipona ha hecho públicos sus resultados financieros del último año que presentan una gran caída en su último trimestre y una ganancias anuales. Por su parte, la compañía no ha querido dar previsiones para el próximo año porque cree que, tras los terremotos, la situación se muestra incierta. Esta parece ser una de las razones del recorte del personal, del que aún no hay más información, según Associated Press.

En concreto, el fabricante con sede en Osaka perdió 40.700 millones de yenes (335,4 millones de euros) entre enero y marzo. Un año antes, en el mismo periodo, la compañía había presentado unas pérdidas de 8.890 millones de yenes. Según Panasonic ha declarado, esto se debe a los gastos de reestructuración que ascendieron, en los últimos tres meses, a 61.000 millones de yenes.

Por otro lado, los terremotos que devastaron Japón, también han influido en los resultados negativos trimestrales. Los incidentes obligaron a la compañía a parar la producción temporalemnte de algunas de sus fábricas, ya que no contaban con material suficiente para seguir con la producción.

A pesar de estas malas noticias trimestrales, en términos anuales la compañía consiguió aumentar su beneficio operativo en un 60%, siendo esta la primera vez en tres años que consigue tan buenos resultados.

Según publica Reuters, el fabricante no ha querido dar las predicciones para el año que comenzó el uno de abril ya que los terremotos y la situación actual hacen que el futuro económico y productivo se muestre incierto para la compañía.