Apple niega haber recogido datos privados de los usuarios de iPhone e iPad

Negocios

Según el fabricante de Cupertino, el malentendido es consecuencia de que la tecnología que ofrece servicios de localización a los usuarios es “muy compleja” y no ha sido correctamente presentada para hacerla comprensible.

Apple ha negado oficialmente las acusaciones que apuntan a que, mediante sus dispositivos iPhone e iPad, la compañía recoge datos privados de sus usuarios, diciendo que nunca ha hecho tal cosa y que nunca lo hará.

El fabricante de Cupertino afirma que si todo el mundo está preocupado por tal asunto es porque la compañía ha necesitado desarrollar una tecnología compleja con el propósito de “proporcionar a los usuarios móviles con información rápida y precisa sobre su localización, preservando su seguridad y la privacidad”, y la compañía cree que el mayor fallo ha sido no proporcionar la suficiente información a sus usuarios y desarrolladores sobre esta tecnología porque, dice, “es difícil de explicar”.

El caso es, según los portavoces de Apple, que los dispositivos móviles de la compañía no recogen datos sobre la ubicación de los usuarios pero sí que “mantienen una base de datos de acceso WiFi alrededor de la localización actual del usuario” para que el iPhone sea más eficaz a la hora de proporcionar información que el usuario solicite sobre su localización.

Sin embargo, Apple niega que esta información se almacene en los servidores de la empresa y alega que sería demasiada información para almacenar, y añade que esta tecnología no tiene la capacidad de identificar a cada usuario con los datos de localización de sus smartphones.

Por otro lado, Apple afirma que sí hay un fallo que debería resolver y es que, a la pregunta planteado por muchos usuarios de por qué al apagar los servicios de localización estos siguen actualizando los puntos WiFi cercanos al usuario, la compañía ha dicho que esto no debería ser así y que se trata un error “que se solucionará en breve”.

Apple ha tardado una semana en dar una respuesta oficial a este controvertido tema, lo que ha supuesto la desconfianza de los medios de comunicación internacionales y de las autoridades. Por ejemplo, Joe Barton, representante en el Congreso por el estado de Texas, en Estados Unidos, ha declarado a The Wall Street Journal que cree que el fabricante miente.

Una semana sin pronunciarse sobre las acusaciones

Varios programadores reunidos en una feria sobre tecnología en San Francisco descubrieron hace una semana esta practica, que sería ilegal, de confirmarse. Las únicas noticias que se recibieron por parte de la compañía en los últimos siete días fue un pequeño comentario de Steve Jobs a través de correo eletrónico con con el blog Macrumors en que le decía que Apple no realizaba esta práctica.

Durante este tiempo, autoridades de varios países como Estados Unidos y

Corea del Sur, han decidido comenzar a investigar el caso. A muchos les resulta sospechoso que, si la respuesta es tan sencilla como Apple acaba de anunciar y que si el malentendido viene simplemente porque la tecnología de geolocalización es muy compleja, la compañía haya tardado una semana en defenderse de las acuaciones.

Por su parte, un analista también acusó a Android de realizar algo similar con los dispositivos que lleva en SO instalado y, Jobs afirmó en su momento a Macrumors a través del mencionado mail que Google sí que realizaba esta práctica. Sin embargo, el buscador se mantiene callado al respecto.