Sony confirma el robo de millones de datos privados de sus usuarios de PlayStation

Negocios

La compañía japonesa investiga desde hace una semana este asunto y advierte a sus usuarios que no deben ceder información comprometida ni datos bancarios a cualquiera que pueda contactarles en nombre de Sony.

Sony ha confirmado públicamente sus sospechas de una posible intrusión en sus servicios. Se cree que los datos privados de 75 millones de usuarios de PlayStation podría haber sido robados por hackers.

Según un portavoz de la compañía ha anunciado en el blog oficial, “entre el 17 y el 19 de abril los datos de usuarios de PlayStation y Qriocity se vieron comprometidos a causa de una intrusión ilegal y no autorizada“. Este descubrimiento confirmó las sospechas anunciadas hace una semana por la compañía y que mantuvieorn en vilo a los más fervientes usuarios de estos servicios de Sony.

Patrick Seybold, director, del área de corporación comunicativa y ‘social ‘media’, anunciaba hace una semana en el blog que “una intrusión externa ha afectado a la red de PlayStation y a los servicios Qriocity”.

El pasado miércoles día 20, Sony cerró sus servicios con la finalidad de investigar si estas sospechas eran ciertas y, de ser así, descubrir de dónde procedían las intrusiones.

Aunque aún no se sabe cuál ha sido la información tomada por el hacker, Sony cree que quien haya entrado en los servicios de PlayStation podría haber tomado datos como nombre, dirección (ciudad, estado, código postal), país, dirección de correo electrónico, fecha de nacimiento, y contraseña y nombre de usuario en los servicios. Sony teme que los datos del perfil de los usuarios también hayan sido sustraidos.

Medidas de seguridad tomadas por Sony

El fabricante japonés ha tomado varias medidas al respecto, según anuncia Seybold, tras confirmarse las sospechas. Entre otros asuntos, ha apagado los servicios afectados, ha contratado a una empresa exterior especializada en seguridad “para llevar a cabo una investigación exhaustiva y completa de lo ocurrido” y ha adoptado medidas urgentes para mejorar la seguridad y fortalecer la infraestructura de red.

La compañía ha publicado ciertas medidas que los usuarios deben tener en cuenta sobre seguridad. Entre otras cosas, Seybold advierte que Sony no envia correos electrónicos ni por teléfono ni ninguna otra vía pidieron información privada así que los usuarios no deben ceder sus datos bancarios bajo ningún concepto.