La joint venture entre Samsung y Sony reduce su capital por la caída de las ventas de TV

Negocios

La coreana quiere cambiar su estrategia y enfocarse en nuevas pantallas más novedosas que el LCD, mientras que la japonesa lleva seis años sufriendo pérdidas dentro de este mercado y en 2011 va por el mismo camino.

S-LCD, la empresa conjunta creada por Samsung y Sony para la fabricación en común de pantallas planas, ha anunciado que reducirá su capital en 55 millones de dólares a causa de las péridas que Sony ha sufrido en este sector y de que Samsung tiene pensado centrarse en otro tipo de pantallas.

Muchos analistas de la industria han calculado que a lo largo de este año la demanda de LCD caerá entre un 3 y un 4 % respecto al año pasado. La razón, es que en los países donde la demanda era mayor, es decir los países desarrollados, los consumidores ya han cambiado casi todos sus televisores antiguos por las nuevas pantallas planas.

De las LCD se espera ahora que comiencen a dar paso a nuevas tecnologías como las pantallas AMOLED, cada vez más usadas en smartphones de alta gama y en tablets.

Sony y Smasung crearon esta joint venture en 2004, cuando la industria LCD estaba en pleno lanzamiento, con un capital de casi 800 millones de euros.

Kim Sung-en, analista de Valores Kiwoom declaró a Reuters que esta decisión refleja la caída de la demanda que ha sufrido Sony, en parte a causa de los terremotos que tuvieron lugar en Japón.

De continuar así la situación, este será el séptimo año consecutivo en que Sony presente pérdidas en su negocio de la venta de televisores.