El mercado de ereaders en EMEA igualará al norteamericano en 2015

Negocios

A pesar de que la región de EMEA actualmente sólo representa el 15% del mercado global de lectores electrónicos, IDC espera un crecimiento del 37,9% en los próximos cuatro años, impulsado, sobre todo, por la llegada a Europa del Kindle de Amazon.

Más de 1,9 millones de ereaders han sido distribuidos en 2010 en Europa, Oriente Medio y África, la mayoría de ellos en Europa Occidental. Con estas cifras, y a pesar de que esta la zona EMEA representa sólo el 15% del total de dichos dispositivos vendidos a nivel mundial, se prevén 9,6 millones de unidades vendidas en 2015, con un crecimiento del 37,9% hasta dicha fecha.

Desde su aparición, la venta de lectores electrónicos ha crecido mucho más en Norteamérica que en la región EMEA, especialmente gracias a la gran acogida que han tenido los Kindle de Amazon. Sin embargo, como señala IDC, muchos mercados europeos están registrando crecimientos de dos dígitos, por lo que los datos de esta zona podrían igualar a los del mercado norteamericano en 2015.

Muchos factores contribuyen a esta tendencia. Entre ellos, la consultora señala la tecnología de tinta electrónica, la carga de batería de larga duración, el precio, más barato en los lectores que en las tabletas, y su creciente aplicación en el ámbito de la educación.

En cuanto a la oferta de títulos, aunque los principales vendedores han mostrado su disponibilidad a garantizar el acceso a contenidos en distintos idiomas, la oferta de libros en lenguas distintas al inglés es, todavía, bastante limitada. Por este motivo, Reino Unido ha sido el mercado europeo en el que más dispositivos se han vendido, seguido de Alemania y Francia.

En cuanto a Amazon, el principal proveedor de dispositivos de este tipo en EE.UU., comenzó su expansión por Europa en 2010, cuando empezó a vender su Kindle a través de los sitios web locales de los principales mercados europeos. Esto le ha ayudado a impulsar las ventas y a superar a Sony en términos globales, alcanzando el 35% de cuota de mercado en EMEA.