Fría acogida del PlayBook en las tiendas de EE.UU. y Canadá

Negocios

Las principales críticas al tablet de RIM son su precio y su dependencia de una BlackBerry para acceder a determinados servicios.

La tableta PlayBook de RIM ha sido acogida por los usuarios de EE.UU. y Canadá con menos entusiasmo del esperado. En contraste con las largas colas que se formaron para adquirir el iPad y el iPad 2, su principal competidor, los vendedores no han notado las mismas prisas en los consumidores para reservar este nuevo dispositivo.

Las principales críticas recibidas han sido por su alto precio, similar al del tablet de Apple, y la ausencia de correo electrónico y de funciones de un organizador, ya que para poder acceder a estos dos servicios es necesario disponer de una BlackBerry.

Según recoge Reuters, los principales centros de Toronto que contaban con el dispositivo admitían no haber vendido más de cinco unidades, mientras que los más críticos aseguran que da la sensación de que se hubieran apresurado en su lanzamiento antes de que el producto estuviese listo.

A pesar del poco éxito en su lanzamiento, RIM espera vender tres millones de tablets. Asimismo, la compañía podría lanzar una versión de su smartphone con conexión al PlayBook a finales de este año.