Google quiere incluir el pago con teléfono en los terminales Android

Negocios

Con el objetivo de mejorar la publicidad digirida de los minoristas al ofrecer información sobre los consumidores, la compañía trabaja conjuntamente con Mastercard y Citigroup en desarrollar la tecnología NFC.

Google está trabajando con Citigroup y Matercard para poder incluir en el SO Android la tecnología que permita a los usuarios pagar con su teléfono móvil.

Si el desarrollo de esta tencología llega a buen puerto, el gran buscador de Internet podría ofrecer a los usuarios de teléfonos móviles con su software, un servicio para pagar simplemente pasando su dispositivo por un pequeño lector que se situaría cerca de la caja registradora de los comercios.

Esto, que se conoce como la tecnología NFC (Near Field Communications), podría ser el futuro en el pago y podría llegar un día a desbancar a las tarjetas de crédito y darle mayor servicio a los teléfonos móviles.

Google pretende hacer más fácil los pagos, en un intento por impulsar su negocio publicitario, según publica The Wall Street Journal, y es que este sistema de pago permite ofrecer a los minoristas más datos sobre sus clientes y poder así orientar los anuncios y los descuentos según las necesidades de sus consumidores.

El proyecto aún está comenzando su desarrollo, pero se espera que sea un éxito en el futuro.

Por su parte, los usuarios de estos teléfonos recibirían en sus dispositivos ofertas orientadas a sus gustos tanto de grandes vendedores como de pequeños comercios cercanos geográficamente, gracias a la información que Google compartirá con estos.

The Wall Street Journal tranquiliza a los usuarios afirmando que este nuevo sistema de pago que se planea, no pondrá en peligro el sistema financiero de los usuarios y es que será similar al pago con tarjeta de crédito tradicional.

Por su parte, las operadoras españolas también trabajan en el tema. Movistar, Orange y Vodafone han firmado un acuerdo por el que pretenden poder orecer a sus usuarios la tecnología NFC.

Las compañías de telecomunicaciones quieren facilitar la adopción del pago a través del móvil entre los usuarios, centrándose en el buen uso del terminal y de la tarjeta SIM para asegurar la seguridad en la transacción.