El sector privado reduce el plazo de sus pagos en 2010

Negocios

El plazo medio pactado fue de 75 días, aunque el plazo efectivo de cobro se situó en 93. Estos datos contrastan con los de las Administraciones Públicas, que han incrementado la demora de sus pagos.

El plazo medio de cobro pactado en 2010 en el sector privado fue de 75 días, aunque el plazo efectivo fue de 93, unos datos inferiores a los de 2009, en los que los plazos eran de 77 y 101 días, respectivamente.

Esta es la principal conclusión de un estudio sobre morosidad llevado a cabo por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), basado en 800 encuestas realizadas entre empresas adheridas, de las que un 96% eran pymes.

El 64% de las empresas encuestadas afirma que en la actualidad tiene contratos o acuerdos comerciales con clientes que le exigen plazos de pago superiores a los 85 días legales. Respecto al ratio de impagados, el 27% de los encuestados ha observado un aumento, en el 39% de los casos se ha mantenido sin variación y el 34% afirma que se ha reducido.

Según estimaciones de la PMcM, esta reducción de los plazos supuso 1.800 millones de euros en la mejora de pagos en el sector privado, un ahorro que ha aumentado la competitividad y capacidad de autofinanciación de las empresas, reactivando así el empleo.

Esta reducción en el plazo de los pago se debe, según Rafael Barón, presidente de la PMcM, al intendo del sector privado de “ajustarse a lo marcado por la Ley de Morosidad, y muy lejos de los datos registrados por las AA.PP., que han incrementado aún más la demora de sus pagos”. En el sector público los plazos medios pactados se situaron en 90 días para Industria y 82 para Construcción y Servicios; sin embargo, los plazos medios reales se situaron en los 157, 163 y 145 días, respectivamente.