Los fabricantes de microchips japonenes, afectados por el terremoto

Negocios

Algunas compañías se han visto obligadas a parar durante el fin de semana su producción y se teme que haya una subida de precios al haber interrupciones en el suministro global.

La industria de los microchips se ha visto afectada por el terremoto y el tsunami que hace unos días tuvo lugar en Japón, lo que ha llevado a una caída de la producción y lo que podría arrastrar una subida de los precios.

Los analistas temen, entre otros asuntos, que las memorias flash NAND fabricadas conjuntamente por Toshiba y ScanDisk y que son usadas para la fabricación de los dispositivos de Apple, para almacenar fotos, canciones y otros documentos, aumenten su precio en los próximos meses.

Kevin Cassidy, analista de Stifel Nicolaus, recordó que el 45% de los chips flash usados en el mundo son los creados por Toshiba y ScanDisk y adelantó que los precios de estos productos podrían aumentar porque Japón está sufriendo severos problemas de logística.

A pesar de todo, los expertos coinciden en que pudo haber sido peor para este mercado, ya que la fabricación sólo tuvo que detenerse temporalmente y es que, a pesar de los trágicos sucesos, ninguno de los grandes fabricantes de chips tenía factorías instaladas cerca del epicentro. El portavoz de Scan Disk relató a Reuters que aunque la fábrica se vio obligada a interrumpir sus operaciones durante un tiempo, ya ha reanudado el trabajo.

Por tanto, aunque por el momento no se haya visto muy afectada la producción, se teme que sí se vea interrumpida la distribución de los chips fuera de Japón, en los próximos días.

Otras industrias también afectadas

Además de los fabricantes de microchips, muchas otras compañías japonesas del sector tecnológico se han visto afectadas por los sucesos. Entre otras, Panasonic ha anunciado que dos de sus fábricas se encotraban en dos de las poblaciones más afectadas: Fukushima y Sendai aunque ha anunciado que, a psar de todo, sus trabajadores no han sufrido grandes daños.

Por su parte Sony ha tenido que cerrar temporalmente seis de sus fábricas, dos de ellas situadas en Fukushima y una planta manufacturera que provee de productos a empresas como PlayStaion o Blu-Ray.