Microsoft podría perder 1.000 millones de dólares en 2011 por no invertir en tablets

Negocios

El antiguo director de software de la compañía ya había criticado el sistema de la empresa de Redmond por no crear un SO adaptado a los nuevos dispositivos, cuando decidió dejar su puesto.

Parece ser que Microsoft ha perdido el hilo de las novedades del mercado tecnológico y que esto le va a pasar factura a sus ingresos: expertos en el tema calculan que el gigante de software podría perder hasta mil millones de dólares de ingresos en 2011 por no haber entrado a formar parte del mercado de las tablets con nuevos SO adaptados.

Cuando el pasado mes de Octubre Ray Ozzie dejó su puesto como director de software de la compañía después de cinco años en dicho trabajo, señaló que Microsoft no se estaba preparando para la “nueva era post-PC”.

Ozzie invitó a los oyentes a “cerrar los ojos” e imaginar un nuevo mundo después de la era en que los ordenadores eran el utensilio principal para acceder a Internet, como “hacen nuestros competidores”, añadió. Con esto el antiguo director de software dio a entender que no estaba de acuerdo con la compañía por no lanzarse al mercado de las tabletas. Y parecía tener razón.

Según un estudio publicado recientemente por Gartner, la venta de ordenadores será menor de lo esperado inicialmente a causa del lanzamiento masivo de las nuevas tabletas por diferentes compañías. Al mismo tiempo, se hacía público que Microsoft no lanzaría su SO adaptado a este dispositivo hasta finales de 2012.

Por su parte, Steve Jobs también aludio a este tema cuando presentó la semana pasada el iPad 2. El creador de Apple dijo ante el público que sus competidores ven las tabletas “como la siguiente generación de ordenadores” y afirmó que esta no es la visión correcta, puesto que se debe ver a los nuevos dispositivos como la generación post-PC, para lo que el software y el hardware deben tomar nuevas características. 

De acuerdo con una información publicada por The Guardian, si el estudio de Gartner, modificando a la baja la previsión de venta de ordenadores, dice que este sector podría perder 1.480 millones de dólares, unos 1.100 millones de las pérdidas las sufriría el gigante de software de Redmond.

Por ahora Microsoft no cuenta con un SO adaptado a las nuevas circunstancias, mientras que el Windows 7 no es el idóneo para los nuevos dispositivos, a pesar de que algunas compañías sí lo han instalado.