La aduana europea retiene el envío de PS3

Negocios

La orden preliminar ha sido dada después de que LG presentara un requerimineto contra Sony por presunta vulneración de patente en el uso de la tecnología Blu-Ray.

Decenas de miles de unidades de Play Station 3 fueron incautadas la semana pasada por los oficiales de aduanas de los Países Bajos, después de que se aprobara el requerimiento preliminar de LG en la batalla legal de patente que mantienen esta compañía y Sony, en torno al uso que el fabricante japonés podría haber hecho de la tecnología Blu-Ray.

La sentencia del tribunal de Justicia de La Haya dictaminó que todas las nuevas PS3 que tengan como destino el Reino Unido y el resto de Europa tienen que ser confiscadas durante al menos 10 días, hasta que se decida cómo se desarrollará el proceso. Pero si el plazo se prorroga, las existencias de las que ya se dispone podrían agotarse, según recoge The Guardian.

LG argumenta que Sony infringe varias de sus patentes relacionadas con la reproducción de los discos Blu-Ray, por lo que a principios de febrero solicitó una investigación a la comisión internacional de comercio de Estados Unidos.

Si finalmente se determina que la japonesa ha vulnerado las patentes de LG, podría ser obligada a indemnizar al fabricante surcoreano por cada PS3 vendida en el mundo, lo que podría suponer cientos de millones de libras.

Los dos gigantes asiáticos de la tecnología se encuentran inmersos en un complejo proceso de disputas por siete patentes, por el que Sony ha intentado bloquear el envío de smartphones de LG a Estados Unidos.