Wolder ve necesarios cambios para el despegue del ebook en España

Negocios

Según el presidente de la compañía, algunos de los obstáculos que impiden que el libro electrónico triunfe en nuestro país son la piratería, la escasez de títulos en español y la diferencia del IVA respecto a los libros en papel.

Un informe de Futuresource Consulting afirma que, en 2010, el mercado mundial de libros electrónicos creció por encima del 200%, superando los 90 millones de unidades vendidas. Europa Occidental representa casi el 10% de los ingresos, mientras que en España este mercado no acaba de despegar debido, principalmente, a la piratería, la escasez de títulos y el limitado impacto de los servicios de descargas de pago.

Ricardo Garrudo, presidente de Wolder, ha analizado estos resultados y considera que para que el mercado de los ebooks crezca en nuestro país, son necesarios varios cambios, como que el acceso a la lectura sea más sencillo, que los títulos tengan precios competitivos y que se definan “las reglas de juego definitivas para que los actores del sector puedan realizar sus inversiones y planificar sus estrategias en un marco estable y concreto”.

Para el directivo, el modelo de Amazon en Estados Unidos no es extrapolable a España, ya que la conjunción de equipos y libros todavía no es rentable en nuestro país porque “las editoriales no ven aún clara la forma de implantar este negocio obteniendo ingresos” y afirma que “hoy en día comprar libros electrónicos es mucho más incómodo que comprar música online”.

Por otro lado, Garrudo ha destacado el papel “fundamental” que la administración pública juega en el desarrollo de la lectura digital. En este sentido, ha señalado que actualmente los compradores de libros en papel pagan un 4% de IVA, frente al 18% de los libros electrónicos.

No obstante, a pesar de estos obstáculos, confía en que el lanzamiento de nuevos servicios, como Google eBookstore, contribuirá a la dinamización del mercado y, además, Garrudo cree que “en un futuro cercano convivirán en perfecta armonía” ambas formas de lectura.