Toshiba reestructura su división de chips

Negocios

Con el objetivo de ahorrar costes y centrarse en determinadas líneas de productos, el fabricante firma un acuerdo de externalización con Samsung y vende a Sony una línea de fabricación.

De cara al 2011, Toshiba apuesta por focalizar sus esfuerzos y recursos en la fabricación de determinados productos que considera prioritarios, por lo cual la compañía ha decidido externalizar la producción de algunos de sus chip mediante una alianza con Samsung.

Asimismo, la reestructuración que Toshiba está llevando a cabo se traduce en su decisión de vender una línea de producción de microchips a Sony por unos 50.000 yenes (450 millones en euros).

Lo curioso de la operación, es que dicha línea de producción anteriormente ya perteneció a Sony, la cual la vendió a Toshiba en 2008 por 90.000 yenes (casi 830 millones de euros), por lo que se trataría de una recompra impulsada por el deseo actual del fabricante de aumentar la capacidad de producción de sensores CMOS, utilizados en cámaras y teléfonos.

Más información en eWEEK Europe.