Resultados récord en el Q1 de Microsoft

Negocios

Los ingresos de la compañía ascienden a 16.200 millones de dólares en su primer trimestre fiscal, lo que supone un crecimiento del 25% respecto al mismo periodo del año anterior.

Microsoft sigue creciendo y así lo demuestran sus cifras récord obtenidas durante su primer trimestre fiscal, finalizado el 30 de septiembre de 2010. Sus ingresos han supuesto 16.200 millones de dólares, lo que supone un incremento del 25% respecto al mismo periodo del año anterior.

El beneficio neto de la compañía en este trimestre ha ascendido a 5.410 millones de dólares, un 51% más que el año anterior debido, principalmente, al aumento en las ventas de Office, Xbox 360 y Windows 7, según ha comentado Peter Klein, director financiero de Microsoft.

La demanda del consumidor y la buena acogida de nuestros servicios comerciales online y en la nube continua aumentando, como demuestra el crecimiento del número de clientes de la plataforma Windows Azure registrado durante este trimestre, además del destacado interés que ha demostrado el mercado de consumo en el reciente anuncio del servicio Office 365”, añade Klein.

Las cifras han superado las expectativas de los analistas, que auguraban un beneficio por acción de 55 centavos, frente a los 62 centavos que se han registrado, y unos ingresos por operaciones de 7.120 millones de dólares, un 59% más de lo alcanzado el mismo periodo de 2009.

Microsoft continúa su lucha contra el software ilegal

La distribución de software ilegal sigue perjudicando al canal. Microsoft quiere acabar con esto y ahora centra su atención en el norte español. El 35,8% de los establecimientos de Galicia, el 43,8% en Asturias y el 20% en Cantabria distribuyen aún software ilegal, según datos del estudio sobre piratería en el canal de distribución elaborado por Microsoft.

Distribuir software ilegal está considerado delito por el Código Penal y conlleva penas de cárcel y elevadas multas, además de perjudicar al canal de distribución legal. Actualmente existen diez procesos judiciales abiertos en estas tres comunidades autónomas del norte de España.

Además, desde 2007 hay una sentencia condenatoria en Galicia y las demás terminaron con acuerdos extrajudiciales por un importe total de más de 60.000 euros.