Diez consejos para dar el salto al canal online

Negocios

Pablo Ramos, director general de Kiala para España, señala las claves necesarias para que las empresas españolas puedan abrir su propio canal de ventas online con éxito.

El sector de la entrega de los paquetes resultantes del comercio online está continuando su avance y desarrollo en Europa, pero aun cuenta con importantes barreras dentro del mercado español. Como destaca el Estudio sobre el Comercio Electrónico que realiza anualmente la entidad pública empresarial Red.es, el 40% de los problemas relacionados con las ventas online son debidos a la logística.

Por todo ello, deseamos destacar diez consejos clave para romper las barreras actuales que encuentran las empresas españolas que desean abrir con éxito su propio canal de ventas online:

1) Centrarse lo máximo posible en la distribución y tecnología de la venta: El cliente ve la entrega del paquete como una parte de un servicio integral, y si éste presenta problemas, la tienda en sí se verá como la responsable. La solución es elegir socios logísticos fiables, que ofrezcan soluciones flexibles; así los clientes no tienen que organizarse el tiempo para esperar un paquete.

2) Asegurarse que hay un proceso eficiente para gestionar las devoluciones y reembolsos: La clave para la calidad en la experiencia del consumidor es anticipar los posibles problemas y tener una estrategia para gestionarlos antes de que aparezcan. Una de las razones de por qué los clientes son reticentes a comprar online es porque les preocupa no poder devolver los artículos defectuosos o dañados. Si el proceso es sencillo, asegurará que los consumidores vuelvan a comprar online en el futuro.

3) Ofrecer a los clientes diferentes posibilidades de pago y de entrega: En España, el 27% de los consumidores prefiere pagar sus pedidos contra reembolso (según el mismo estudio realizado por red.es). Un estudio reciente en el mercado francés detectó que el 85% de los consumidores quería tener la oportunidad de decidir dónde, cuándo, y cómo querían recoger sus pedidos. El tipo de vida ajetreada que llevamos implica que los consumidores no están dispuestos a esperar en casa a que llegue su paquete; prefieren pagarlo y recogerlo cómo, cuándo y dónde elijan.

4) Asegurarse que los costes de distribución son los más bajos posibles: Una de las principales razones por las que los consumidores compran online es por el precio. Si los costes de entrega son muy elevados, puede que piensen que es mejor comprar el artículo en una tienda convencional. Para ofrecer este valor añadido al consumidor, las tiendas online deben asegurarse que los costes de entrega se mantengan lo más bajos posibles.

 

5) Asegurarse que el proceso sea los más eficiente posible desde el principio hasta el final: La única manera de tener un buen margen de beneficio online es mantener los costes operativos al mínimo, mientras que se ofrece un excelente servicio al consumidor. Aunque las tiendas online no son como las tiendas tradicionales, tienen una serie de costes asociados al transporte, logística y tecnología que pueden reducir los márgenes de beneficio si el proceso no es eficiente.

6) Flexibilidad para el desarrollo de estrategias de venta online: Las herramientas y tecnologías de e-commerce evolucionan constantemente. El negocio online necesita tener en cuenta estos cambios si quiere mantenerse en el terreno de juego. Las últimas herramientas para las redes sociales son la clave para atraer y mantener a las comunidades online.

7) Ofrecer servicios de valor añadido para diferenciar tu servicio: Ofrecer una amplia variedad de productos a buen precio no siempre es suficiente para asegurar la lealtad de los consumidores. Los servicios con un valor añadido, tales como la flexibilidad de la entrega de paquetes y los métodos de pago, son una buena manera de diferenciar la oferta.

8) Ser transparente: Una de las cosas más frustrantes para el consumidor es no saber el estatus de su pedido. Es vital ofrecer un sistema detallado que permita al cliente ver el proceso y cuándo recibirá el paquete, así como cualquier problema que pueda haber con el proceso de entrega.

9) Asegurar una buena experiencia al consumidor: Rapidez, comodidad y precio son algunas de las claves para asegurar una buena experiencia al comprador que, en última instancia, se traducirá en lealtad por su parte.

10) Desarrollar y mantener una comunidad online: Una de las dificultades de la venta online frente a una tienda tradicional, es que el negocio no puede depender de los transeúntes que decidan entrar en la tienda a comprar. Es fundamental atraer al consumidor y usar otras herramientas online, como las redes sociales o los buscadores, para asegurar el crecimiento de la base de los consumidores.