El mercado de la seguridad TI en España ofrece oportunidades para el canal

Negocios

Las amenazas, las vulnerabilidades y la regulación están impulsando el mercado de la seguridad, que constituye una línea de negocio con servicios de valor añadido muy interesante para los partners.

Los informes de mercado de los principales analistas de las TIC lo corroboran: la seguridad está capeando la crisis económica mejor que otros sectores debido a la proliferación de amenazas (internas y externas), a los nuevos modelos de implantación de servicios y a las exigencias en el cumplimiento de normativas. Por ello, la seguridad es una prioridad de inversión para los clientes.

La madurez del entorno de seguridad en la empresa española es inferior al de otros entornos europeos según reflejan las inversiones y, además, muy heterogéneo: la gran empresa cuenta con planes directores de seguridad, políticas y estrategias de control y auditoría bien definidas, mientras que la pyme, en general, tiene una menor conciencia de la importancia de la seguridad para su negocio y suelen contar con alguna solución tecnológica aislada que sólo cubre una parte del problema.

En el entorno de Administración Pública, la regulación exige el establecimiento de políticas de seguridad, definiendo principios básicos y requisitos mínimos para una protección adecuada que fundamente la confianza en los sistemas de información: Esquema Nacional de Seguridad.

En un escenario como este, la seguridad resulta una línea de negocio muy interesante, con gran potencial de crecimiento: nuevos actores como Netasq aterrizan en el mercado español proponiendo tecnologías de nueva generación que permiten diferenciación en la calidad de la protección y el complemento fundamental con la gestión de vulnerabilidades.

 

Nuevos modelos de servicio y nuevos entornos TI abren para el canal especializado nuevas oportunidades de ofrecer la solución completa con una posición estratégica dentro del cliente:

Seguridad en entornos de VoIP: numerosas amenazas conciernen a las redes de VoIP: servidores, sistemas operativos, protocolos, terminales,… que los hacen potencialmente vulnerables, abren la puerta a tecnologías que incorporan técnicas avanzadas para imprimir un nivel de seguridad proactiva en estos entornos.

Seguridad en entornos virtualizados: la virtualización ha revolucionado la arquitectura IT de las empresas en los últimos años y la tendencia continúa; se hace necesario contar con soluciones de seguridad que permitan la protección de estos nuevos entornos, adaptándose a los estándares “de facto” en el mercado de la virtualización y cubriendo las necesidades particulares de estas plataformas: aislamiento entre redes, creación de DMZs virtuales,…

Modelos de cloud computing, entendidos como provisión y acceso a servicios a través de Internet; modelos SaaS (Software as a Service), IaaS (Infrastructure as a Service) que requieren integración de software, hardware e infraestructura de Internet y en los que resulta crítica la Seguridad.

Por otro lado, es importante transmitir a los clientes que la des-inversión en entornos críticos como la seguridad puede hipotecar su crecimiento futuro con un grave impacto en el núcleo del negocio.