Las tiendas nuevas son casi cuatro veces más piratas que las antiguas

Negocios

A pesar de la crisis, el índice de distribución de software ilegal en España se sitúa en un 26,4% en 2009, según Microsoft.

Microsoft ha anunciado esta mañana que en 2009 el índice de venta de software ilegal en las tiendas españolas ha descendido casi un punto porcentual con respecto al año anterior, situándose en un 26,4%.

En su última campaña “comprador anónimo”, el fabricante ha visitado 834 puntos de venta de toda España entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2009, de los cuales en un 220 (un 26,4% del total) se ha encontrado distribución de software sin licencia.

Por Comunidades Autónomas, Extremadura, con un incremento del 3,9%, continúa con el mayor índice de fraude, situándose en casi un 49%; seguida por Castilla León con un 46,7% y Asturias con un 43,8%. Por el contrario, Baleares con un 6,7%, la Comunidad Valenciana con un 9,2% y La Rioja con un 11,1% son las Comunidades menos piratas.

Tal y como asegura Txema Arnedo, director de Desarrollo de Propiedad Intelectual de Microsoft, el aumento de nuevas tiendas es la principal casusa de la ralentización en la disminución de este índice. “Los nuevos puntos de venta son hasta cuatro veces más piratas que las antiguas, ya sea por su desconocimiento o por su modelo de negocio más agresivo de precios”, afirma Arnedo.

Una oportunidad para el canal

Según estudios de Microsoft, actualmente el 80% de las pymes y autónomos en España han comprado PC con licencias XP Home o Windows Vista Home Basic, mientras que casi un millón y medio de pequeñas y grandes empresas no cuentan con software original.

Para facilitar la legalización y actualización de estos colectivos, Microsoft ha puesto a disposición, través de su canal de distribución, el Kit de Legalización GGK y GGWA. Se trata de un software que permite a las empresas adquirir una versión de Windows 7 Professional completa.

Desde Microsoft aseguran que este programa es una gran oportunidad de negocio para el canal de distribución, puesto que si se actualizase sólo un 1% de los clientes profesionales que están en situación ilegal o con una versión de consumo los partners podrían conseguir 9,2 millones de euros en venta de software y 37 millones en servicios de instalación y de activación de las características avanzadas. Algo que sólo el 31% del canal actualmente conoce.