Videovigilancia IP, un negocio creciente

Negocios

La sustitución de los sistemas analógicos por soluciones IP, la necesidad de las empresas de aumentar su seguridad y la búsqueda de nuevos negocios donde invertir hacen de la videovigilancia IP una de las mejores opciones para el canal que quiera apostar por un crecimiento a largo plazo.

Una buena apuesta

La tecnología IP se ha popularizado de tal modo que son numerosos los segmentos de negocio que han optado por ella para abaratar costes sin renunciar a la calidad. Uno de ellos, quizás de los más destacados, es el de la videovigilancia, que ha visto cómo las cámaras IP están desbancando paulatinamente a las analógicas.

Y lo más importante es la apuesta que las principales compañías de este negocio están haciendo por el canal de distribución de TI para su comercialización, que por el momento ha trabajado duro y ha conseguido importantes beneficios. No obstante, aún hay mucho camino por andar y siguen aumentando las posibilidades de negocio, especialmente en aquellas instalaciones en las que se quiere cambiar la tecnología analógica por la digital.

Por esta razón, hemos decidido comprobar qué tecnologías se prevén que sean más demandadas en los próximos meses y en cuáles se espera un mayor crecimiento. En este punto interviene Alberto Alonso, director de ventas de Axis Communications Iberia, al referirse en primer lugar a la generalización del estándar de compresión H.264 como el preferido por los clientes dadas las reducciones que proporciona en lo relacionado con los requerimientos de transmisión y almacenamiento del vídeo.

Alta definición

A continuación, este directivo se refiere al crecimiento del mercado de cámaras con resolución HDTV por dos razones: estar basadas en un estándar abierto y responder a las necesidades de mayor calidad que tradicionalmente han manifestado los usuarios de sistemas de videovigilancia.

Respecto a este tema se pronuncia Benito Cuezva, director general de Scati Labs: “En nuestra opinión, la lucha entre calidades HDTV o Megapíxel por encima de 2MP se demorará en el tiempo, aunque nos inclinamos a pensar que la carrera del Megapíxel continuará y no se estancará en el HDTV”.

De esta opinión también es Jesús Garzón, director de Mobotix para España y Portugal, quien comenta lo siguiente: “Es nuestra alta tecnología y en concreto la calidad Megapíxel de nuestras cámaras, una de nuestras principales ventajas competitivas. Por ello consideramos que es en este campo donde todos los avances que hagamos son fundamentales, con el objetivo de ofrecer los mejores productos a nuestros”.


Tendencias para 2010

Además de todo lo relacionado con la calidad de la imagen, el mercado de la videovigilancia se moverá en otros parámetros que definirán el negocio tanto de los fabricantes como del canal de distribución.

Alberto Alonso, director de ventas de Axis Communications Iberia, se centra en las siguientes: “En primer lugar, aumentará el interés en todo lo relacionado con el análisis de contenidos de vídeo, en ocasiones denominado vídeo inteligente. También, y al calor del crecimiento previsto para el mercado de aplicaciones alojadas, creemos que aumentará el segmento del denominado Vídeo Gestionado como servicio”.

Pero eso no es todo, Alonso se centra igualmente en la creencia de Axis de que las cámaras térmicas como complemento en sistemas de vigilancia implantados experimentarán un significativo aumento de presencia.

En lo relativo a implantaciones, este directivo considera que la gran mayoría de las nuevas instalaciones de videovigilancia se harán directamente con vídeo IP en vez de con soluciones de vídeo analógico. “Consideramos también que tendrán especial protagonismo las instalaciones relacionadas con seguridad ciudadana, las implantaciones en sistemas de transporte de viajeros, como la recientemente anunciada por la Empresa Municipal de Transportes de Madrid, y en los entornos del comercio y la educación”, añade.

En este sentido, Jesús Garzón, director de Mobotix para la Península Ibérica, apunta que esta empresa alemana está muy abierta a alianzas con partners complementarios a sus cámaras para ofrecer conjuntamente soluciones paquetizadas con el fin de abaratar costes y proporcionar los mejores productos al cliente.

“Quizá ésta sea la tendencia de implantaciones para este año, de hecho vamos a hacer mucho foco en ello; sin embargo, en cuestión de cámaras no podemos saber de antemano qué tipo serán las más habituales, ya que son de lo más variopintas, desde una guardería a paneles solares, taxis, oficinas, etc”.

Finalmente, Benito Cuezva, director general de Scati Labs, se detiene en el procesado avanzado de imagen: “Prevemos una ralentización de las ventas debido a la especial situación del mercado, aunque en proyectos de gran o mediano tamaño, la demanda de este tipo de sistemas sigue siendo significativa. En nuestra opinión, el mercado aún tiene expectativas poco realistas sobre esta tecnología que se tendrán que ajustar a las posibilidades reales durante los próximos años”.


El papel del canal

El trabajo que está realizando el canal de distribución de TI en la comercialización de sistemas de viodeovigilancia IP en nuestro país, configurándose como uno de los principales motores de su crecimiento, así como consultor de los nuevos clientes, es clave para el desarrollo de este mercado.

“Nuestro canal de distribución juega un papel fundamental en nuestro modelo de comercialización, puesto que está ayudando desde su experiencia a la implantación de sistemas de videovigilancia en colaboración con los departamentos de sistemas y seguridad de empresas e instituciones”, explica Alberto Alonso, director de Ventas de Axis Communications Iberia refrendando la labor de los distribuidores.

Esta misma opinión nos llega desde Mobotix, para quienes el canal de distribución resulta fundamental, ya que es el medio por el que la compañía y los productos llegan al cliente final.

“En nuestra política de ventas no es que sea fundamental, sino mucho más, ya que desde Mobotix no vendemos a cliente final por lo que un buen canal es más que necesario para la vida de la compañía. Por eso apostamos por un canal de distribución que conozca el sistema y que pueda explicar todas las funcionalidades de nuestras soluciones. Así pues, es necesario que esté formado y con ganas de apostar por una tecnología emergente. Desde Mobotix, por nuestra parte les ofrecemos toda la formación y el soporte necesarios para convertirse en verdaderos expertos de nuestro producto”, asegura Jesús Garzón, director de la compañía para España y Portugal.

Por otra parte, hay que señalar que las compañías f
abricantes no sólo están aliándose con fabricantes de software, sino que están potenciando su trabajo con ISVs que trabajen sobre sus tecnologías con el objetivo de proporcionar a los clientes soluciones llave en mano que se adecuen perfectamente a sus necesidades. Y como no podía ser de otra manera, son los integradores de TI los que han de llevar esta labor a cabo.