Las soluciones de radiofrecuencia comienzan a encontrar mercado

Negocios

La adopción de las soluciones RFID es un hecho y aproximadamente el 50% de compañías que la prueban acaban adoptándola en sus negocios.

Según el estudio “La tecnología RFID: Usos y oportunidades”, elaborado por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI) y la Asociación de empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones (AETIC), las razones principales del uso de soluciones de radiofrecuencia son la mejora del servicio al cliente (40%) y los procesos internos (30%).

La RFID o identificación por radiofrecuencia, es un sistema que permite “etiquetar” objetos, animales e incluso personas mediante chips de silicio (“tags”) unidos a antenas con las que se comunican e intercambian datos.  Muchas de las empresas reconocen haber invertido en el sistema porque otras también lo han hecho, poniendo de manifiesto la importancia del boca a boca. Además, la mayor parte de las que ya lo tienen implantado (60%) ha extendido sus usos iniciales a otros departamentos, con un 70% que anuncia que incrementará su utilización.

Jesús Banegas, presidente de AETIC, puso énfasis en las ventajas de este “Internet de los objetos” para el sector industrial. En este ámbito las utilidades son muchas: reducción de inventarios, mejora del nivel de servicio, reducción de costes operativos y laborales, exactitud en la identificación, disminución de hurto, la lucha contra la falsificación de productos, etc.

Sebastián Muriel, director de Red.es, se refirió a los chips RFID como “etiquetas inteligentes” y destacó su gran utilidad para otros ámbitos aparte del control del stock de las empresas, como el de las gestiones administrativas seguras o la atención hospitalaria.

Sin embargo, aún hay mucho trabajo que hacer para que este sistema de identificación se expanda. Todavía existen un 62% de empresas que siguen usando códigos de barras, desconociendo que el RFID soluciona algunas de sus limitaciones como la necesidad de visión directa para la lectura y proporciona algunas ventajas como la automatización. No obstante, muchas de las compañías internacionales de distribución más grandes, como Walmart o Metro ya han apoyando el RFID, lo cual le vaticina un buen futuro en la cadena de suministro.