Cisco se reorganiza entorno a un modelo de arquitecturas

Negocios

El nuevo año fiscal de la compañía se ha iniciado con una revolución interna para evitar el zarpazo de la crisis económica y sacarle partido a nuevas oportunidades de negocio.

El pasado mes de agosto, fecha en la que comenzaba para Cisco su año fiscal 2010, la compañía se enfrentó a una importante decisión: ¿Recortar gastos ante la crisis económica o realinear sus recursos? Para alegría de los trabajadores de Cisco, la compañía decidió mirar al futuro y realizar una importante reestructuración interna que sacara partido de las nuevas oportunidades de negocio sin tener que rescindir un solo contrato. El nombre de este plan milagroso: Cisco One.

Para hacer realidad este esquema tan bonito sobre el papel, Cisco ha reorganizado su oferta entorno a tres “arquitecturas” (o soluciones paquetizadas que agrupan hardware, software y soluciones complementarias) de negocio. Serán tres los pilares en los que se base la oferta de la compañía: Colaboración (soluciones centradas en herramientas colaborativas y comunicaciones unificadas), Borderless Network (switching y routing) y Virtualización (con la vista puesta en la transformación del centro de datos, tal y como comunicaron en su acuerdo con EMC y VMware recientemente).

A lo largo del próximo mes de diciembre, Cisco comunicará a su canal de distribución esta nueva reestructuración enfocada al concepto de “arquitectura“.

Además, la compañía comunicó que se están abriendo a nuevas oportunidades de mercado explorando nichos verticales que hasta el momento no había abordado. Sectores como el de Health Care o las “ciudades digitales” están en su punto de mira ahora. Para llegar a estas nuevas oportunidades, Cisco se está acompañando de un canal especializado que no es el tradicional canal TIC. Se trata de partners que no vienen de la informática, sino de la ingeniería, las energías renovables o la seguridad.