Los e-readers comenzarán a despegar entre los retailers en 2010

Negocios

Gartner afirma que la reducción de su precio hasta los 100 dólares será el factor clave para que su consumo se popularice.

Los lectores de libros electrónicos o e-readers están a punto de cambiar el mercado, actuando como catalizadores del canal tecnológico. Así lo estima Gartner, que apunta a 2010 como el año en que estos dispositivos se consagrarán como objetos de consumo popular.

La consultora afirma que las opciones están creciendo con la gran cantidad de lectores que están llegando al mercado como los modelos de Amazon, Sony y Barnes & Noble. Sin embargo, los e-books comienzan a demandarse también para teléfonos móviles.

“Las aplicaciones de libros para smartphones tienen el potencial para convertirse en un puente a otros dispositivos como tablets o netbooks”, señaló Allen Weiner, vicepresidente de investigación de Gartner. “Apple, por ejemplo, podría migrar más de 500 de estos elementos en iTunes a un tablet y Google, quien recientemente ha anunciado un e-reader basado en un navegador, podría ofrecer aplicaciones para dispositivos Android en varias formas”.

Para que estos productos se conviertan en elementos de consumo popular hay varios obstáculos que deben superarse antes. Uno de ellos es que los e-books necesitan mayor variedad de canales, que van desde los retailers de gran capacidad y los proveedores de servicio de red hasta las tiendas de tendencias.

Además, está el asunto del precio. Hasta la fecha el más económico cuesta 200 dólares, sin embargo, Gartner estima que sus tarifas deberán reducirse hasta los 100 dólares para que aumenten las ventas globalmente.

Weiner considera que hay que ser optimista en relación a la distribución digital de e-books, periódicos y revistas. “Es el momento perfecto para probar y establecer relaciones con otros en la cadena de valor, es decir, con los proveedores de servicios y almacenes digitales, lo cual puede ayudar a un rápido despliegue si el mercado despega antes de lo previsto”.