Todo lo que siempre quiso saber sobre migrar a Windows 7 en la empresa

Negocios

Hoy sale a la palestra el nuevo sistema operativo de Microsoft y con él, la cuenta atrás para aquellas empresas que quieran implementarlo en su parque informático.

Cómo migrar a Windows 7 con sabiduría

 Windows 7 ve la luz en el mercado español hoy y con él, las dudas empresariales de si migrar todo el parque informático al nuevo sistema operativo de Microsoft. Si bien Windows 7 aporta ciertas mejoras frente a Vista, los analistas apuntan a que no supone un cambio de arquitectura vital, sino que viene a corregir y a ampliar las novedades de su predecesor.

La consultora Gartner ha dicho que es “casi inevitable” actualizarse a Windows 7 en el ámbito de la empresa, aunque esto no suponga una mejora del mercado de venta de equipos informáticos de manera drástica. Esta analista también ha determinado cuáles son los cinco puntos clave para afrontar la posible migración al nuevo SO. Estos puntos a tener en cuenta en la empresa son:

Las compañías deberían decir adiós a Windows XP antes de 2012. Si bien muchas empresas no llegaron a dar el salto a Vista, lo que sí está claro es que Microsoft dejará de dar soporte a su sistema operativo más estable hasta la fecha en 2014. Eso significa que para 2012 los ISV dejaran de prestarle la atención necesaria en el entorno empresarial y que, para entonces, ya habrá que haberse decidido por Windows 7.

Hay que empezar a trabajar en los proyectos de migración ya. Una compañía-tipo necesita de 12 a 18 meses para implementar de manera correcta una instalación de estas características. Hay que tener en cuenta un montón de tiempo en preparación, retrasos y adaptación al nuevo SO.

No sería bueno esperar al SP1 de Windows 7 para comenzar los planes. Como indica el punto anterior, no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Sobre todo si su compañía se ha saltado Windows Vista y tiene que empezar a mover todo lo que supone una adaptación “a las duras”.

La empresa no debería saltarse Windows 7. Si bien Gartner dice que no hay un cambio de arquitectura drástico en esta nueva entrega, es importante que esta actualización llegue a las compañías para evitar problemas como los experimentados por aquellos que tenían instalado Windows 2000 y pensaron que lo mejor era saltarse XP para encontrarse de bruces con Vista.

Haga números. Los costes de migración varían sustancialmente en función de la naturaleza de cada empresa. Según la consultora, el desembolso si actualizamos de Windows XP a Windows 7 puede variar entre poco más de 1.000 dólares por usuario a casi 2.000. Si se migra desde Vista, el coste por usuario no superaría los 510 dólares en el peor de los casos.