Ubuntu 9.10 Beta se integra en el Cloud Computing

Productos

La nueva versión del sistema operativo basado en Linux apuesta por la nube y trae interesantes novedades como una mejor encriptación de unidades o una política de permisos más exigente.

Ubuntu 9.10 estará disponible en pocos días, pero para los que no pueden esperar, la Comunidad Ubuntu ha puesto a su disposición una versión en fase beta que, tal y como se ha comportado durante su testeo en el laboratorio de eWEEK, funciona de forma muy estable.

Con nombre en clave Karmic Koala, Ubuntu 9.10 ofrece una interesante lista de novedades, como es el caso de la inclusión de las últimas versiones de aplicaciones como Firefox, OpenOffice.org o el entorno de escritorio GNOME.

No obstante, más allá de estas esperadas actualizaciones, existen otras características que se han mejorado, como es el caso de la encriptación de unidades de disco, el sistema de permisos o la integración con los servicios basados en Cloud Computing que ofrece Ubuntu.

Todas estas funcionalidades son las que desglosaremos a continuación y llegan para seguir posicionando a este sistema operativo como uno de los más populares de Linux para entornos de escritorio y dispositivos portátiles.

Encriptación de unidades

Teniendo en cuenta que los portátiles pueden ser robados o perderse con determinada facilidad, y que también pueden ser utilizados fácilmente por otros usuarios, se hace especialmente atractiva la posibilidad de encriptar los datos contenidos en los equipos.

Hasta la anterior versión de Ubuntu, los usuarios tenían la posibilidad de encriptar las particiones de arranque a nivel de bloques de datos. Sin embargo, esta característica estaba limitada a la instalación basada en texto, por lo que muchos usuarios no la han estado utilizando.

En vez de construir la encriptación a nivel de bloque dentro de la instalación por defecto, el equipo de Ubuntu se ha decantado esta vez por un sistema de encriptado en capas por encima del sistema de ficheros, lo que permitirá a los usuarios encriptar tan sólo determinadas carpetas del sistema, en vez de todo el disco.

Por otra parte, la versión 8.10 contempló la posibilidad de crear un directorio encriptado para cada usuario. Sin embargo, para sacar partido de esta característica los usuarios debían copiar manualmente sus archivos a ese directorio, algo en lo que se perdía bastante tiempo en el caso de los datos que maneja cada programa en concreto. Además, este proceso era más complicado para usuarios con poca experiencia en Linux.

Después, con la versión 9.04, el equipo de desarrollo expandió este sistema de encriptación a todo el directorio raíz, pero la activación de esta función tan sólo estaba disponible en el programa de instalación alternativo en línea de comandos.

En Ubuntu 9.10, esta opción de cifrado del directorio raíz por fin se ha añadido por defecto durante el instalador LiveCD, apareciendo justo en el momento de decantarnos por un login sin contraseña, con contraseña, o con contraseña y encriptación del directorio raíz. Eligiendo esta última opción, también aparece la posibilidad de encriptar la partición de intercambio (Swap), ya que en muchas ocasiones es utilizada para almacenar datos personales de forma temporal.

En el lado negativo, en el caso de que los usuarios activen la encriptación del directorio raíz perderán la opción de hibernar el equipo, ya que el método de encriptado con la partición swap es incompatible por el momento con este modo. No obstante, el equipo de desarrollo está trabajando para solucionar este inconveniente.

Ubuntu One

En mayo pasado, Canonical lanzó una versión beta cerrada de una solución de almacenamiento web y servicio de sincronización denominado Ubuntu One.

Se trata de un servicio que ofrece 2 GBytes de espacio de almacenamiento en línea de forma gratuita, o bien 10 Gbytes por 10 dólares al mes.

Desde entonces, la beta a pasado a ser pública, el almacenamiento para las modalidades de pago se ha incrementado hasta los 50 GBytes y el servicio se ha expandido más allá de la sincronización de archivos para asumir funciones de sincronización de datos específicos para las aplicaciones de escritorio de Ubuntu.

Este sistema tiene aún mucho que mejorar, especialmente a nivel de interfaz de usuario, pero sin duda alguna se conforma como un interesante servicio para mejorar la disponibilidad de nuestros datos bajo un entorno basado en cloud computing y accesible, por tanto, desde cualquier lugar y cualquier momento.