El acuerdo Microsoft-Nokia va más allá de Office

Negocios

Microsoft y Nokia anunciaron ayer un gran acuerdo por el que no sólo Office, sino software de comunicaciones y productividad será adoptado en los terminales de Nokia.

Durante una conferencia online celebrada ayer tarde, Microsoft y Nokia pusieron de manifiesto la amplia naturaleza de sus relaciones. Informaciones publicadas antes del anuncio indicaban que el acuerdo se basada en llevar Office, la suite de productividad de Microsoft, a los terminales de Nokia, que funcionan con el sistema operativo Symbian, pero el acuerdo va más allá. Durante la conferencia se destacó que ésta será la primera vez que Microsoft desarrollará aplicaciones móviles para otra plataforma móvil.

Las dos compañías también anunciaron que comercializarán los teléfonos de Nokia con las aplicaciones de Microsoft a sus socios de canal, lo que supone algo más que poner software en los terminales de Nokia.

Hay más de 200 millones de clientes de Nokia en todo el mundo, según las compañías que, también destacaron, tiene experiencia tanto con clientes empresariales como con usuarios finales. El acuerdo se basa en el trabajo que Nokia ya ha hecho con Microsoft Exchange ActiveSync para mejorar el acceso al correo electrónico a través de sus terminales, según comentaron ambas compañías.

A partir del próximo año, Nokia empezará a integrar Microsoft Office Communicator Mobile en sus smartphones, seguido de otras aplicaciones Office y demás software relacionado que ofrecerá a los propietarios de smartphones la posibilidad de ver, crear, editar y compartir documentos de Office utilizando Word, Power Point y OneNote.

Las dos compañías también planean que los usuarios de smartphones de Nokia accedan a portales de intranet y extranet basados en Microsoft SharePoint Server, e incluso facilitar las tareas de gestión TI utilizando Microsoft System Center.

El sistema operativo Symbian de Nokia compite con Microsoft Windows Mobile. Symbian fue desarrollado por la empresa del mismo nombre que Nokia adquirió en Diciembre. Pero aunque compitan en unas áreas, el acuerdo tiene sentido para Microsoft porque extiende la ubicuidad de Office que se enfrenta a la presión de alternativas de fuente abierta y gratuitas como OpenOffice y aplicaciones basadas en Internet, especialmente Google Apps.