Indra creció un 7% en la primera mitad del año

Negocios

Entre enero y junio, el integrador facturó 1.333 millones de euros gracias a una estrategia en la que cada vez juega un mayor peso el mercado internacional.

Durante los seis primeros meses de 2009, las ventas de Indra sumaron 1.333 millones de euros, es decir, un 7% más que en el mismo periodo del año pasado. De esa facturación, el integrador obtuvo unos resultados netos de 108 millones de euros, cifra que representa otro incremento del 7% con respecto a la primera mitad de 2008. 

Al desglosar los ingresos de la compañía por áreas geográficas, entre enero y junio las ventas dentro de nuestras fronteras crecieron un 4%, mientras que las del mercado internacional se incrementaron un 13%. Y por segmentos, la comercialización de soluciones aumentó un 6% y la de servicios hizo lo propio un 8%.

Según los responsables de Indra, el esfuerzo realizado en los últimos años en la internacionalización de la compañía, unido al reforzamiento de la posición con grandes clientes españoles, está permitiendo que el integrador pueda seguir registrando crecimiento y “una mejor evolución que el conjunto de su sector”.