Kaspersky cambia el enfoque de sus soluciones de seguridad

Negocios

Las nuevas propuestas del fabricante, Internet Security 2010 y Antivirus 2010, se nutren de la inteligencia colectiva de los internautas para ampliar sus bases de datos de amenazas.

Dado que la ciberdelincuencia en la Red evoluciona, los fabricantes especializados en seguridad también tienen que adaptarse a estos cambios. Como apunta Alonso Ramírez, director de retail de Kaspersky Lab, “el perfil cada vez más profesional de los cibercriminales obliga a utilizar nuevos enfoques para desarrollar una protección más eficaz”. Este nuevo planteamiento que la firma de seguridad ha aplicado a sus últimas soluciones es el aprovechamiento de la smartmob, la inteligencia colectiva de los internautas que ahora “enseñarán” a la aplicación.

Sin renunciar a la investigación de amenazas en sus laboratorios, uno de los puntos fuertes de los últimos lanzamientos de Kaspersky –Internet Security 2010 y Antivirus 2010– es la posibilidad de que los usuarios reporten amenazas y que esta información alimente la base de datos de vulnerabilidades. Mediante la red KSM (Kaspersky Security Network), el usuario recibe y envía continuamente información sobre malware, phising y otras amenazas. Se trata de la misma idea que ya introdujo Panda con su Cloud Antivirus.

Las nuevas soluciones de Kaspersky incorporan también dos nuevos módulos de seguridad –URL Advisor y Sandbox-, así como importantes novedades en los módulos de Control Parental y Teclado Virtual, que ya existían en versiones anteriores.

URL Advisor es una aplicación que permite catalogar las direcciones de Internet por su grado de peligrosidad. Los propios internautas que tienen instalada la aplicación denuncian las URL sospechosas, aunque el laboratorio Kaspersky investiga personalmente las mejor posicionadas en los buscadores, así como las más denunciadas.

Por su parte, Sandbox configura un entorno seguro para la ejecución de programas y páginas de Internet. Así, este módulo simula una zona segura en la que el acceso al sistema es limitado y evita que un posible malware altere la configuración del equipo. De esa manera, el usuario que advierta que un software o site puede ser malicioso lo ejecuta desde Sandbox y de esa manera no compromete la configuración del sistema ni los datos almacenados.

Respecto a los módulos de Control Parental y Teclado Virtual, el primero es un software para que los padres puedan restringir los contenidos y horarios en los que sus hijos acceden a la Red, mientras que el segundo emula en la pantalla un teclado para que se puedan introducir contraseñas en sitios web como banca online sin peligro de que un keylogger las intercepte.

Kaspersky Internet Security 2010 y Kaspersky Antivirus 2010 se encontrarán en las tiendas desde el 29 de junio. El fabricante asegura que funcionan en Windows XP y Windows Vista, así como en Windows 7, aunque por motivos legales aún no ha podido certificar el software con este sistema operativo.