La postura de Microsoft sobre Windows 7 no satisface a la Comisión Europea

Negocios

Bruselas señala que la decisión del fabricante puede ir en detrimento de los consumidores del Viejo Continente.

La Comisión Europea no se encuentra totalmente satisfecha con los planes de Microsoft, que ha anunciado que Windows 7 se comercializará en el Viejo Continente sin Internet Explorer.

Según Bruselas, esta decisión podría ir en detrimento de los consumidores, a pesar de que la venta del sistema operativo sin el navegador del gigante del software conlleva beneficios para los fabricantes de ordenadores.

Con esta política de distribución, la compañía de Redmond quiere responder a las exigencias de la Unión Europea en materia de competencia. Pero, en este contexto, Bruselas ha recordado que había sugerido a Microsoft que ofreciese varios navegadores alternativos en su aplicativo.

“En vez de más oferta, Microsoft parece haber decidido ofrecer menos”, señala la Comisión Europea en un comunicado. En este mismo escrito, se remarca que el Ejecutivo Comunitario tomará en breve una decisión en el marco de la investigación que lleva a cabo para dictaminar si Microsoft ha abusado de su posición dominante al integrar desde 1996 Internet Explorer en sus sistemas operativos.