“La crisis ha potenciado el e-commerce en España”

Estrategia de Canal

Verónica Noseda, responsable del desarrollo de negocio de Pixmanía en nuestro pais, analiza el auge de las ventas online.

Pixmanía cada vez hace más negocio en el extranjero. De hecho, hoy el día el 60% de los ingresos de este distribuidor online, que anualmente factura unos 770 millones de euros, es generado por su actividad fuera de Francia, su país de origen. Y parte de la culpa de estos resultados obedecen al auge del comercio electrónico en España, que cuantitativamente ya es el segundo mercado del e-tailer, por delante de Reino Unido, Alemania e Italia.

, tiene claro que los españoles cada vez apuestan más por las compras online.

Las ventas por Internet en España no hacen otra cosa que crecer. Así, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) revela que en el tercer trimestre de 2008 el comercio electrónico en España alcanzó un volumen de negocio de 1.327 millones de euros, es decir, un 32,9% más que en el mismo periodo del año anterior. ¿Qué factores ha propiciado este crecimiento en nuestro país?

En primer lugar, en España ahora hay mucha más gente con acceso a banda ancha, aunque el auge del comercio electrónico también radica en que los usuarios se encuentran mucho más seguros que antes a la hora de hacer transacciones por Internet. Y es que hasta hace poco los compradores temían que sus tarjetas fuesen clonadas o que alguien interceptase sus datos, pero ahora ya no existe ese miedo. Por si fuera poco, los precios de los establecimientos online son más bajos que los que ofrecen las tiendas físicas.

De todos modos, el nivel de desarrollo del e-commerce en España sigue estando en niveles inferiores al de otros países europeos…

Sí. Es cierto que el comercio electrónico tiene una mayor aceptación en otros países, sobre todo en Francia. Aunque la evolución en España está siendo muy positiva y una prueba de ello es que en nuestro caso las ventas en este país ya son superiores a las que cosechamos en Reino Unido, Alemania e Italia.

Eso por lo que respecta a Pixmanía. Pero en términos generales, ¿a qué puede deberse la diferencia entre España y sus vecinos europeos a la hora de apostar por el e-commerce?

Quizás sea el carácter propio de cada país y en España los consumidores aún prefieran acudir a tiendas físicas por una cierta desconfianza hacia las compras online. Aunque lo cierto es que también hemos constatado que la crisis económica ha potenciado el comercio electrónico en España. No en vano, en este contexto mucha gente ha empezado a buscar ocasiones y se ha dado cuenta de que en Internet los precios son mucho más bajos, dado que pueden ahorrarse hasta un 50%.

 

A pesar de este optimismo, la comercialización de TI a través de la Red aún no destaca demasiado. Por ejemplo, la CMT desvela que las ventas online de ordenadores y programas informáticos sólo representan un 3,7% del total, un porcentaje muy alejado del 23% protagonizado por el sector del transporte aéreo o del 10% registrado por las agencias de viajes y operadores turísticos…

Pero la situación está cambiando mucho porque los internautas han comenzado a aprovechar los buenos precios que ofrece Internet, sobre todo en productos de electrónica de consumo como reproductores de MP3, cámaras de fotos digitales y videocámaras. Y se trata de una tendencia que también ocurre con otros artículos de uso cotidiano.

Tal y como señalaba antes, la seguridad es uno de los principales revulsivos del comercio electrónico. ¿Cómo ha potenciado Pixmanía este aspecto?

Con el fin de incrementar la seguridad de los compradores, hemos integrado en nuestras webs el sistema de pago de PayPal. Y lo cierto es que desde que tomamos esta decisión nuestras ventas han crecido un 6,6%.

Además, hemos realizado un estudio con el que hemos comprobado que el 15% de nuestros compradores siempre paga con PayPal y, de ese porcentaje, un 44% asegura que no hubiese adquirido nada si no hubiésemos ofrecido ese sistema.

Así pues, ¿qué aporta de nuevo PayPal a la seguridad que ya ofrecía Pixmanía?

Ahora ya no hace falta que los clientes dejen sus datos en la Web, ya que para pagar tan sólo precisan tener su cuenta de Paypal y ni siquiera Pixmania conocerá los datos de las tarjetas. Esto es muy importante para superar el miedo de la gente más desconfiada.

Para nosotros la apuesta por PayPal ha sido todo un acierto y nos decantamos por trabajar con ellos no sólo porque disponen de uno de los medios de pagos seguros más conocidos, sino también por su alto número de usuarios. No en vano, en España ya hay más de dos millones de cuentas PayPal, lo que agiliza y facilita las transacciones online.

Volviendo a la actividad de Pixmanía, su compañía cuenta con dos líneas de negocio bien diferenciadas: la distribución de productos y la aportación de servicios. ¿Qué peso representa cada una de ellas en la facturación del grupo?

La parte de distribución genera alrededor del 95% de nuestros ingresos. Y, aunque la idea es que la unidad de servicios vaya creciendo, siempre apostaremos más por la división de e-commerce, a la que vamos incorporando nuevas categorías.

En esa parte de distribución se engloba Pixmanía-PRO, una web lanzada hace cinco años y desde la que su compañía desarrolla labores de mayorista. ¿Cómo ha evolucionado este site?

Se trata de una actividad que ahora mismo ya supone cerca del 20% de la facturación del grupo. Nosotros compramos directamente a los fabricantes y después ofrecemos estas marcas al canal profesional.

Para facilitar las cosas a los distribuidores, también les enviamos un fichero en formato CSV con el top 10 de ventas y otro con la totalidad de nuestro catálogo con toda la información necesaria para subirla a su propia tienda web. De esta manera, nuestro cliente tiene todo para abrir su establecimiento online y comenzar a vender. Una vez que cierra una operación, nos indica la dirección de entrega y nosotros hacemos el envío sin ningún rastro de Pixmanía.

Verónica Noseda, responsable del desarrollo de negocio de Pixmanía en nuestro país