Intel, sancionada con 1.060 millones de euros por prácticas monopolísticas

Negocios

El fabricante de ‘chips’ ha anunciado que apelará la decisión de la Comisión Europea, que a su juicio ignora la realidad de un mercado “altamente competitivo”.

Intel deberá pagar una multa de 1.060 millones de euros por infringir las leyes de competencia de la Unión Europea y abusar de su posición de dominio. Así lo ha dictado la Comisión Europea en la que hasta ahora es la sanción más alta que ha impuesto y que se basa en “prácticas anticompetencia ilegales” que buscan excluir del mercado a otras compañías.

“Intel ha causado mal a millones de consumidores europeos buscando deliberadamente excluir a la competencia del mercado de los chips informáticos durante años”, ha asegurado la comisaria encargada de la competencia, Neelie Kroes.

La Comisión detalla que, con el fin de potenciar la presencia de sus propios chips en el mercado, Intel ofreció descuentos a los fabricantes de equipos y además realizó “pagos directos” a la cadena Media Saturn Holdign, propietaria de MediaMarkt, para que sólo vendiese equipos con dichos procesadores.

Tras conocerse la noticia, Intel ha enviado un comunicado a los medios en el que anuncia que apelará la decisión de la Comisión Europea por considerarla “equivocada” ya que “ignora” la realidad de un mercado de microprocesadores “altamente competitivo”.

“No creemos que nuestras prácticas hayan violada la ley europea. El resultado natural de un mercado competitivo con sólo dos proveedores principales es que cuando una compañía gana ventas, la otra no. La Dirección General de competencia de la Comisión Europea ha ignorado o rechazado el obtener pruebas significativas que contradicen las afirmaciones de esta decisión. Creemos que la evidencia muestra que cuando las compañías tienen buenos resultados, el mercado las recompensa, y cuando no, el mercado actúa de acuerdo con ello”, puntualiza Paul Otellini, presidente y consejero delegado de Intel.

Más información en Silicon News.