Microsoft moviliza a más ‘partners’ que nunca para lanzar Windows 7

Negocios

La compañía ha anunciado hoy la disponibilidad de la versión Release Candidate, paso previo a la distribución del producto final, que podría llegar a los socios con contrato de volumen en poco más de dos meses.

Microsoft no quiere errores en el lanzamiento de su próximo sistema operativo, y para ello está llevando a cabo la mayor movilización de partners de la historia de la compañía.

Windows 7 está a punto de llegar a los lineales. Hoy la compañía de Redmond ha presentado en Madrid la versión Release Candidate del nuevo sistema operativo, que ya pueden descargarse los suscriptores de MSDN y TechNet, y que estará disponible para todo el público a partir del 5 de mayo.

Esta versión supone la finalización de la fase beta, durante la cual más de tres millones de personas han podido descargarse el SO y hacer llegar sus comentarios a Microsoft para que pudiesen adoptar las medidas necesarias y realizar los cambios oportunos.

A partir de ahora, el lanzamiento de la Release Candidate supone un producto ya cerrado, al que sólo habrá que hacer pequeños retoques. “Ahora ya sólo nos queda afinar en calidad, perfilar el código, pero el producto es el que se va a poner a disposición de los partners“, ha señalado durante la presentación Luis Martín, director de la unidad de negocio de Windows Client Commercial de Microsoft Ibérica.

Esta fase quiere decir que el producto estará completamente acabado entre dos y cinco meses. “Tal y como van las cosas, podemos decir que estará próximo a los dos meses, y a partir de entonces pasará a disposición de los clientes con contrato de volumen. De ahí, en 14 semanas más las cajas estarán en la calle y se venderán ordenadores con Windows 7 instalado”, ha apuntado Martín.

Movilización del canal

Para que el lanzamiento triunfe, Microsoft está haciendo grandes esfuerzos por movilizar al canal para que todos los integrantes de su ecosistema se encuentren preparados antes del lanzamiento de la versión final del producto.

En España, la compañía cuenta con 8.000 partners -entre los que se encuentran 2.000 ensambladores y 1.200 ISV- y está poniendo a su disposición una serie de programas de formación cuyo objetivo es prepararles para el lanzamiento y que ni ellos, ni sus clientes, tengan ningún problema con Windows 7.

Entre los recursos a disposición de los socios locales se encuentra el programa Windows Partner Solutions, pensado para integradores de sistemas, que comprende más de 20 cursos para formarles sobre gestión, seguridad y compatibilidad de las aplicaciones. Microsoft ya cuenta con 15 partners certificados dentro de esta iniciativa, como son Abast Systems, Cetsat, Avanade, Fujitsu Services, Bull, Unisys, Dominion Tecnologías, ID Grup, Infogroup, Informática El Corte INglés, Kabel Sistemas de Información, Nextel, Raona Seidor y Tecnocom.

Por otro lado, el programa ACF (Application Compatibility Factory) está pensado para que los partners sean capaces de detectar y solucionar cualquier problema que tengan sus clientes de compatibilidad de sus aplicaciones críticas con Windows 7. Ocho son ya los colaboradores que se han integrado en España en el programa ACF: Avanade, Bull, Fujitsu, Raona, Sogeti, Informática El Corte Inglés y los Centros de Innovación de Cantabria y Pamplona.

Microsoft también pone a disposición de la red de ventas el portal de formación MSDN, en el que ha creado un canal de videos específicos para la comunidad, así como la web TechNet, una comunidad dirigida a los técnicos en informática.

Por último, la compañía ha anunciado que los principales ISV de España ya soportan versiones preliminares de Windows 7. Así las cosas, cada vez está más cerca la llegada del sustituto de Vista, un sistema operativo que según Microsoft “no ha sido un fracaso”, tal y como informa Vnunet.